Social Media

Al Jazeera marca el camino de los medios en redes sociales

Al Jazeera ha acudido a Madrid para narrar su experiencia con las redes sociales y cómo éstas pueden cambiar a los medios de comunicación tradicionales. El prestigio de la cadena de televisión se ha extendido por todo el mundo debido a la cobertura que hizo de las revueltas árabes. Su utilización de Twitter, Facebook, los liveblogs de su web y el streaming en directo por YouTube han contribuido a ello.

Al Jazeera ha jugado un papel relevante en el fenómeno de las revueltas árabes de enero y febrero, contribuyendo en cierta medida a su efecto expansivo a muchos países de la zona de Oriente Próximo, el Magreb y la península Arábiga. El prestigio de la cadena de televisión ya era notorio en esta área del planeta, pero su forma de manejar las protestas la ha convertido en una referencia en todo el mundo.

Riyaad Minty, perteneciente a Al Jazeera, ha hablado en La Red Innova sobre la influencia de las redes sociales en la información. “La gente consume información y produce información, se comprotemen”, señala y ésta es la principal diferencia. Además, se trata de una cuestión de confianza. No es lo mismo leer un periódico que leer una noticia que un amigo o alguien a quien seguimos en Twitter ha destacado. “Es una cuestión de confianza. En Twitter pinchas en un enlace, aunque sea bit.ly, porque confías en quien te lo manda.”

Las revoluciones árabes: hacia un nuevo ecosistema informativo

Actualmente se está configurando un nuevo escenario. Existe una cultura participativa que antes no tenía los medios para desarrollarse y que ahora ha encontrado estos medios en Internet.

Desde que Mohammed Bouazizi se inmolara en Túnez a finales de 2010, las protestas comenzaron a aflorar en el país. Pero los medios tradicionales no informaban sobre las mismas. Era la gente a través de Twitter, Facebook y los vídeos subidos a YouTube la que hacía posible que otras personas conocerían los hechos. Se creó el hashtag #sidibouzid así como otros cauces alternativos.

Al Jazeera se dio cuenta del poder que tenían las redes sociales y el uso que los ciudadanos hacían de ellas. Cuando una egipcia subió a YouTube un vídeo incitando a levantarse por los derechos de todos, la cadena qatarí contribuyó a difundirlo. Las imágenes se convirtieron en un contenido viral.

medios redes sociales

Ese fue el comienzo, según Minty, que funda el poder del movimiento de enero y febrero directamente en las personas. “Revolución tecnológica, revolución Twitter, Facebook… No entiendo por qué la gente tiene que poner marcas a esto, es la revolución de la gente.”

Aparte de su propio despliegue sobre el terreno, lo que hizo Al Jazeera fue tomar la información que venía de las redes sociales, eliminar lo irrelevante y proporcionar contexto.

Al Jazeera adquirió mayor prestigio si cabe en estos países y la gente demandaba su presencia. Para completar la información abrieron una cuenta de Twitter exclusiva, que relataba lo que ocurría en directo, así como una página de Facebook. También se ofreció un streaming en directo a través de YouTube.

Estos medios cercanos a la gente han disparado el éxito de Al Jazeera y puede que incluso preocupen a las instituciones: “Con las redes sociales los gobiernos no pueden manejar las cosas y lo que ha pasado ha motivado a la gente”, señala Minty.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano