Social Media

Acusan a Facebook de saber del espionaje ruso en las elecciones de EEUU desde 2014

Facebook siempre ha mantenido que desconocía la influencia que ejerció Rusia sobre el proceso electoral en EEUU hasta después de las elecciones de 2016. No obstante, nuevos documentos parecen revelar que la compañía detectó indicios de espionaje ruso en 2014.

En 2014 un ingeniero de Facebook mandaba un correo en el que alertaba de un enorme problema de datos procedente de Rusia: direcciones IP rusas habían estado usando una clave de API de Pinterest para conseguir más de 3.000 millones de datos al día.

No obstante, no fue hasta 2016 cuando Facebook sacó a la luz una operación rusa que podría haber ejercido una importante influencia durante la campaña electoral estadounidense.

¿Por qué Facebook no destapó la operación hasta pasadas las elecciones? ¿Por qué no alertó de la sospechosa actividad rusa en 2014 cuando lo detectaron? Eso precisamente quiere investigar el Parlamento Británico.

Daniel Collins, un político británico al frente del International Grand Committee, ha acusado a Facebook de saber del espionaje ruso desde 2o14, lo que supondría que guardó silencio hasta pasadas las elecciones.

Collins se dirigió a Richard Allan, jefe de políticas de Facebook, que testificó en lugar del fundador de la compañía, Mark Zuckerberg, para preguntarle si la información proporcionada por el ingeniero se informó correctamente o se “mantuvo en familia“. Allan no respondió a la pregunta y calificó dicha información como “parcial” e incluso “engañosa“.

2018, ¿el principio del fin de Facebook como rey de redes?

En un correo a Bloomberg, Facebook aseguró que el documento presentado por Collins se había sacado de contexto. “Los ingenieros que alertaron de estas preocupaciones iniciales investigaron más y no encontraron ninguna prueba de actividad rusa específica“, señalaban.

Los documentos secretos proceden de una batalla legal entre Facebook y la compañía de software Six4Three. El fundador de Six4Three, Ted Kramer, se vio obligado a entregar los documentos al Parlamento, pudiendo enfrentarse a una multa o pena de prisión en caso contrario, informan desde Business Insider.

De momento el comité británico encargado de investigar el asunto no ha publicado los documentos procedentes de los tribunales de California, pero esto no descarta que puedan hacerlo bajo el privilegio parlamentario del Reino Unido en un futuro próximo.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.