Social Media

Influencer ven a mí: las 6 claves de la colaboración con marcas

Escrito por Autor Invitado

Trabajar con influencers como parte de la estrategia para una marca en redes sociales puede ser, en algunos casos, un pilar fundamental para sustentar sus objetivos de notoriedad, tráfico, posicionamiento SEO, imagen de marca o generación de buzz en torno a un nuevo lanzamiento de producto.

Trabajar con influencers como parte de la estrategia para una marca en redes sociales puede ser, en algunos casos, un pilar fundamental para sustentar sus objetivos de notoriedad, tráfico, posicionamiento SEO, imagen de marca o generación de buzz en torno a un nuevo lanzamiento de producto.

La elección del término influencer y no blogger no es al azar, puesto que el primero es más amplio, ya que engloba a perfiles que puede que tengan un blog pero que, donde realmente son influyentes es en Twitter o Instagram, por ejemplo. Además, el término influencer incluye también a los Youtubers, entre los cuáles algunos de los más populares ni siquiera cuentan con un blog al uso.

Está claro que no todas las marcas tienen por qué contar con esta “pata” dentro de las posibilidades que ofrecen los entornos sociales, pero para algunas de ellas, tanto por las características de su producto como por los influencers que pueden ser afines al mismo, resulta casi imprescindible hacer algún tipo de acción o estrategia continuada en el tiempo con ellos.

Los bloggers de moda/tendencias, belleza/cosmética y cocina/gastronomía/recetas son los más proclives a colaborar con marcas y los que cuentan con más volumen de publicaciones y seguidores. También son clave los de motor y tecnología, pero suelen ser más difíciles de integrar en acciones-sobre todo no remuneradas-, ya que por lo general tienen un criterio de imparcialidad muy elevado y porque, además, resulta difícil ofrecerles contenido exclusivo o muestras de producto por razones obvias. Aun así hay casos en que se les puede ofrecer test-drives privados y pruebas limitadas de producto.

Tener un acercamiento exitoso a los influencers requiere tiempo por lo que es conveniente además tener en mente las siguientes recomendaciones:

No los trates como si fueran periodistas

La gran mayoría no son periodistas, tienen sus trabajos, por lo que no les invites a un evento por la mañana o fuera de sus ciudades de residencia sin pagar traslados porque no podrán asistir.

Investiga

El número de seguidores/visitas de sus entornos online no puede ser el único criterio para seleccionar a un influencer. Mejor preocúpate por la adecuación de sus contenidos con tu producto, el engagement con sus seguidores, su filosofía acerca del trabajo con marcas (algunos rechazan de plano cualquier tipo de colaboración con marcas) e incluso su comportamiento en eventos patrocinados (¿Tuiteó usando el hashtag? ¿Subió fotos a Instagram? ¿Posteó luego en su blog? o ¿sólo se dedicó a tomar copas y comerse los canapés?)

Personaliza

A los influencers nos les gusta que se les trate de manera demasiado formal o impersonal. Interésate pos sus contenidos, dirígete a ellos por su nombre, cultiva una relación cercana y amistosa, no únicamente con objetivos profesionales.

Ofrece experiencias de marca, no presentaciones de producto

Rodear tu comunicación publicitaria con incentivos experienciales hará más “compartible” la acción en su conjunto.

Exclusividad

Ofrecer a los influencers una información o material en exclusiva horas antes de lanzarla al resto de canales de comunicación puede asegurarte cobertura, ya que valoran mucho el poder decir “yo lo publiqué antes que nadie”.

Remuneración

Si como mínimo no ofreces prueba o muestra gratuita de producto, invitación a un evento etc.… no esperes que el influencer publique nada por recibir una nota de prensa (a no ser que cumpla con el punto anterior). En ese caso, a lo mejor lo que debes plantearte es pactar un acuerdo remunerado. Esta condición es aplicable al 100% en el caso de que busques que el influencer genere contenido exclusivo para tu marca.

Aparte de todo esto,  nunca hay que olvidar que los influencers son PERSONAS no peones deseosos de hablar de nuestra marca y producto, por lo que no conviene olvidar que su opinión y contenidos son suyos, y que puede que, después de todo el esfuerzo invertido, no respondan de la manera que deseamos, incluso pueden que critiquen aspectos de nuestro producto/evento. Es un riesgo a asumir si queremos “aprovecharnos” de su poder de influencia, aunque nunca deberíamos hablar de aprovechamiento, cuando realmente se trata de cultivar una relación win-win entre influencer y marca.

El autor del post es Eugenio Sanz (@HugeSanz), Senior Social Media Strategist de DigitasLBi España.

 

 

 

 

Imagen: Mashable.com

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado