Social Media

Los cinco errores más comunes de los novatos en redes sociales

Estos son los cinco errores más comunes en las redes sociales

Ya sea promocionándote a ti mismo a nivel profesional como difundiendo contenido interesante y realizando la comunicación corporativa de tu marca, las redes sociales pueden convertirse en tus grandes aliadas. Hoy te hablamos de cinco errores de principiante que no debes cometer.

No importa que tu objetivo sea vender o promocionar tus productos a través de ellas, revolucionar tu modelo de negocio, realizar acciones de branding para crear tu marca personal en la red o dinamizar a tu comunidad de seguidores y aportarles contenido valioso, lo que todo el mundo tiene claro a estas alturas de siglo XXI es que las redes sociales son canales indispensables para hacer marketing, comunicar, entretener e interactuar, más humanas, baratas y directas que la publicidad convencional y sus costosos formatos, más invasivos.

Las 7 tendencias que gobernarán las redes sociales en 2017

Desde que abras una cuenta en las principales redes sociales como Twitter, Facebook, Snapchat o Instagram deberás trazar tu propia estrategia de contenidos, enfrentarte a obstáculos y superar las crisis de reputación.

Si todavía eres un principiante, vamos a echarte un cable y a hablarte de cinco errores que un alto porcentaje de recién llegados a las redes comete. Sin necesidad de invertir excesivo tiempo ni esfuerzo puedes repararlos rápidamente y continuar con tu labor de Community Manager o con tu proceso de creación de marca personal online.

5 fallos frecuentes al comenzar en Social Media

  • No actualizar tu foto de perfil en redes sociales: Especialmente en el caso de las marcas -y más todavía de aquellas que venden en la red a través de una tienda online o ecommerce-, la foto de perfil es muy importante. Esta debe representar y comunicar los principales valores, virtudes y ventajas competitivas de la marca, tener una buena resolución y un aspecto profesional. Tener una de carácter amateur, borrosa o de baja calidad te restará puntos frente a tus seguidores. Además, te recomendamos cambiarla cada cierto tiempo.
  • Yo, yo, yo: el problema del ego corporativo en redes: Los usuarios están hastiados ante la masa ingente de publicidad invasiva, y lo que muchos buscan al seguir a una marca es contenido interesante, único y divertido, que les aporte valor y mejore su experiencia con los productos y servicios. Por supuesto, hay cabida para las publicaciones meramente comerciales, pero es recomendable aplicar el Principio de Pareto: un 80% de los post deben ser contenido relevante, ameno, viral o narrativo, mientras que puedes dedicar el 20% restante al contenido puramente promocional.
  • Horarios caóticos y falta de monitorización: Mantener las redes sociales activas y dinamizadas puede parecerte una tarea interminable y aterradora. Sin embargo, debes saber que la organización -mediante un calendario-, la analítica y las herramientas tecnológicas para monitorizar las publicaciones son fundamentales para hacer las cosas bien y de paso, no enloquecer. Las marcas más activas en redes son más exitosas porque su público confía en recibir periódicamente contenido fresco y útil. ¿Nuestro consejo? Apóyate en servicios online como Hootsuite o Buffer para programar las publicaciones, y dedica una franja concreta del día a responder comentarios.
  • Publicaciones superficiales y generalistas: Seas una marca o una persona física que quiere despuntar en un ámbito profesional, es importante que acotes y centres un área de especialización para convertirte en un actor fundamental de la misma que genere opinión, tendencia y valor. Puedes utilizar las armas que quieras: el debranding. eñ humor, los contenidos virales, el storytelling, los contenidos audiovisuales, las entrevistas, el misterio y el hype, las emociones… Lo importante es que te definas y te diferencies de tus competidores, busques una voz y un tono concretos y centres tus contenidos en un sector que domines. 
  • Ignorar las preguntas, dudas y críticas de tus lectores:  Responder es importante para fidelizar a tus usuarios y dar la bienvenida a los nuevos seguidores. Ignorar los comentarios negativos, no ofrecer feedback o evitar los debates incómodos te hará parecer distante en lugar de mostrarte como una marca accesible y preocupada por la opinión de los usuarios. Para conseguir su engagement el diálogo bidireccional es indispensable, ya que el compromiso se gana a través de la conversación, la confianza y la retroalimentación a partir de las exigencias y necesidades de los consumidores.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.