Social Media

5 maneras de poner en práctica el storytelling en tu negocio

5 ejemplos reales de storytelling en el mundo de los negocios

El storytelling se ha convertido en una de las herramientas estratégicas más importantes en los negocios para llegar al target y cambiar actitudes, mentalidades y comportamientos. Lo mejor de todo es que existen muchas maneras de ponerlo en práctica.

En un mundo saturado de información y en el que los períodos de atención son cada vez más reducidos, la mejor manera de llegar a un usuario es una historia bien contada. Para ello, el formato más habitual es el storytelling, un vocablo que se encuentra en boca de todos.

Y para muestra, un botón: si echas la vista atrás y reflexionas todo lo que has hecho en la última semana -la declaración del IVA, proyectos laborales, la compra en el supermercado y un largo etcétera, ¿de qué te acuerdas con más nitidez? Probablemente de esa película que has visto, de ese vídeo genial de Youtube, de una brillante novela o del capítulo de tu serie favorita.

5 consejos de storytelling para conectar con tu público

 

La gama de historias que puedes contar es infinita, ya sean estas a través de texto, en formato vídeo o valiéndote de las narrativas transmedia, una parte fundamental del marketing líquido en boga en este siglo XXI.  Te damos algunas ideas que puedes llevar a cabo.

5 tipos de historias para desenvolver tu estrategia de storytelling

  • Historias de valores: Son las ideales para dar a conocer lo que representa tu empresa, tu modelo de negocio y las cosas en las que crees con firmeza. Darle un componente narrativo o de leyenda a la creación de la compañía, la retrospectiva de los últimos años o las ideas y valores que te indujeron a apostar por la marca.
  • La gente importa: El público cada vez es más proactivo y tiene más poder en su relación con las marcas. Por ello, el debranding tiene cada vez más peso y el factor emocional es fundamental para humanizar las estrategias de marketing y acortar las distancias entre empresa y usuario. Así, las historias centradas en las experiencias, sensaciones y recuerdos del público son muy importantes para generar conexión e interés. 
  • Narraciones con chispa: Puedes apostar por introducir una nota de humor o sarcasmo, contarle al usuario qué es lo que está haciendo mal, llamar la atención a través de la introducción de elementos extravagantes o misteriosos, darle a tu historia un aire cinematográfico -de thriller, aventuras, detectivesco, de fantasía-. Ten en cuenta que lo fundamental es generar expectativas y aportar soluciones o satisfacer la curiosidad de tus adeptos y potenciales clientes.
  • Cuentos infantiles: Los más pequeños tienen una gran sabiduría a pesar de su corta edad, sumado a su gran creatividad e ingenio. Las fábulas, los cuentos y las invenciones infantiles pueden ser fantásticos par el storytelling de tu empresa, por lo que no descartes un brainstorming en familia con tus hijos para absorber buenas ideas.
  • Ejemplos e historias de motivación y superación: Si quieres liderar el cambio, ejemplificar la innovación y contagiar un espíritu de resolución de problemas, creatividad, simplificación o ilusión, que mejor que una persona luchadora contando su propia experiencia, ya sea esta real o ficcionada. El público siente una gran conexión con estas narraciones poderosas, mucha más que ante formatos meramente comerciales o de promoción de las ventajas competitivas de un producto o servicio.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.