Mobile

Xiaomi Mi4, el smartphone premium y barato redondo

IMG0
Escrito por Elías Notario

Os desgranamos todos los detalles sobre el Xiaomi Mi4, el nuevo smartphone buque insignia del mentado fabricante chino que probablemente es el teléfono inteligente del segmento de gama alta “más redondo” de todos los disponibles

Se acabó la espera. Después de semanas de filtraciones constantes sobre el Xiaomi Mi4, el nuevo smartphone buque insignia del mentado fabricante chino que llega para relevar al Mi3, fue presentado oficialmente ayer al más puro estilo de las grandes marcas del sector. Es el momento pues de ver en detalle esta nueva ‘bestia’, que lo es por lo que os iremos desgranando a lo largo del artículo y en base a lo que os adelantamos una de las principales conclusiones: probablemente estemos ante el smartphone del segmento de gama alta “más redondo” de todos los disponibles en el mercado en la actualidad.

Las especificaciones

Hay que empezar por algún sitio, y hemos decidido hacerlo por el hardware del Mi4, que no es el más premium que hemos visto pero sí igualmente de gama alta y lo más importante, perfectamente equilibrado y proveniente de empresas de renombre líderes en sus respectivos campos (el de las pantallas, procesadores, cámaras, etc.).

A este particular, nos encontramos con que el smartphone monta un panel de 5 pulgadas con resolución Full HD (1920×1080 píxeles) y gran calidad a la hora de representar colores fabricado por Japan Display y Sharp, procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos que desarrolla 2.5GHz de velocidad, módulo de memoria RAM de 3GB, 16 o 64GB de almacenamiento interno (adiós a los 32GB), cámara delantera de 13 megapíxeles con apertura f/1.8 alimentada por un sensor Sony IMX214 y acompañada de flash LED, cámara trasera de 8 megapíxeles con la misma apertura y gran angular de 80º a la que da vida otro sensor Sony IMX219, conectividad Wi-Fi, Bluetooth y sí, también LTE, y batería de 3080 mAh con carga rápida.

O sea, que en vez de meterle las características más altas posibles (un Snapdragon 805 y pantalla QHD de 5.5 pulgadas por ejemplo), han optado por mejorar las del Mi3 (especialmente relevante es el tema de incluir conectividad LTE) sin que se disparen los costes -que terminarían repercutiendo en el usuario final- y poner especial esfuerzo en solucionar las carencias más fuertes de su antecesor: la baja calidad de los materiales y de la construcción.

IMG2

Materiales y construcción

En la presentación Xiaomi puso especial énfasis en esos dos aspectos. Y no es para menos, porque el marco del Mi4, que mide 68.5×8.9×139.2mm, pasa a ser de acero inoxidable, aunque no abandonan el plástico del todo ya que la tapa trasera sigue siendo de ese material (esto se debe a que es intercambiable, pondrán a la venta un amplio surtido de carcasas), lo que a su vez les ha permitido construirlo siguiendo los más altos estándares de calidad de fabricación.

Para que os hagáis una mejor idea, cuenta la compañía que construir el marco de metal conlleva 40 procesos diferentes y 193 pasos en total, algunos de los cuales duran hasta seis horas en ser finalizados y van desde el fresado de precisión (12 minutos por marco) hasta el pulido por ultrasonidos (45 minutos por marco). En el siguiente vídeo podéis ver el proceso de manufacturación, que corre a cargo del mastodonte Foxconn:

Y en la siguiente imagen la gama de carcasas intercambiables que lanzarán:

IMG3

El software

En cuanto al asunto del software, muchos esperábamos que en el evento también presentaran la nueva versión de la capa de personalización de Android de la empresa, MIUI 6, que ya cuenta con nada más y nada menos que 65 millones de usuarios activos.

Desafortunadamente no ocurrió -verá la luz el 16 de agosto, y lógicamente es la que llevará el Mi4-, pero lo que sí dejó meridianamente claro Lei Jun, CEO de Xiaomi, es que una de las máximas prioridades que tienen es seguir afinando MIUI para proporcionar la mejor experiencia de usuario posible -ya es bastante buena por cierto- y convertirlo en la pieza que unifique todo su ecosistema de dispositivo, así como el impulsar su uso en los de terceros (incluidos electrodomésticos).

¿Y cómo mejorarán la experiencia de usuario? Pues por lógica refinando las funcionalidades que ya tiene y sumando nuevas. Por ejemplo, uno de los pilares en torno a los que parece que girará MIUI 6 es el asunto de las características inteligentes, aquellas que asisten al usuario en determinadas tareas de forma automática y se adaptan a los hábitos de uso de cada usuario.

Precio, la gran baza

Con lo expuesto hasta aquí, seguro que más de uno está pensando que el Mi4 tampoco es para tanto porque ya hay unos cuantos smarphones pululando por ahí de igual y superior calidad a todos los niveles. Es cierto, pero también lo es que ninguno de ellos se mueve en los rangos de precios extremadamente competitivos del Mi4.

Y es que, en un movimiento por el que todos nos deberíamos quitar el sombrero, han logrado crear un terminal de altas prestaciones, con buenos materiales y proceso de manufacturación premium, que además proporciona buena experiencia de usuario respecto a software, sin que los costes se les fueran de las manos, gracias a lo que pueden permitirse el venderlo a precios tan ajustados como 320 dólares la versión de 16GB y 400 dólares la de 64GB.

Si sumamos todo y lo analizamos en conjunto, probablemente la mayoría concluyáis lo mismo que nosotros y comentábamos al principio: que el equilibrio del Mi4 entre lo que ofrece y lo que cuesta es perfecto, lo que le convierte en el smartphone del segmento de gama alta “más redondo” de todos los disponibles actualmente (que no perfecto porque eso no existe ni existirá nunca ya que cada usuario tiene necesidades concretas).

Xiaomi, a la caza de los grandes

¿Conclusión genérica final? Está clara: Xiaomi, que sólo tiene tres años de vida en los que en total han vendido 57.360.000 teléfonos inteligentes, va a la caza de los grandes fabricantes (esperan finalizar 2014 con más de 40 millones de smartphones vendidos), y la verdad es que el Mi4 es una buena prueba de lo que lo pueden conseguir.

Eso sí, conseguirlo no será fácil, porque las grandes marcas les llevan ventaja, la competencia en el sector cada vez es más fuerte -justamente como consecuencia del buen trabajo que otras empresas chinas de reciente creación están haciendo- y tienen que superar sí o sí varios escollos importantes de los que destacan estos tres: habilitar vías de comercialización directa a nivel internacional (oficialmente sólo venden en China y algún otro mercado asiático con un sistema de reservas), ser capaces a cubrir la muy alta demanda que se les vendría encima si hicieran lo anterior, proporcionar soporte de calidad a todos los consumidores, y darse a conocer entre los usuarios de a pie.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com