Mobile

Windows Phone 7 listo para luchar

La compañía de Redmond ha anunciado que Windows Phone 7 ya está acabado. La versión final ha sido enviada a sus socios comerciales para que pongan a punto sus móviles. Insisten en que los primeros teléfonos estarán en el mercado en 2010, pero ya se sabe lo que tienen para el gran público.

WP7 ha alcanzado la fase RTM con muy pocos añadidos respecto a lo que se ha podido ver durante las últimas semanas. Tan sólo hay que sumar una mayor compatiblidad con Facebook, como el botón Me Gusta, los filtros de contactos y un sistema rápido de actualización del estado.

Windows Phone 7 ha sido desarrollado en torno a las tareas, mediante programas que lanzan la información a la pantalla principal. Este diseño del “hub” quizá reduzca la necesidad de tener aplicaciones externas, pero Microsoft mantiene la esperanza de que las apps impulsen WP7. Por eso llevan un tiempo ofreciendo a los desarrolladores herramientas, así como un emulador, gratis. El dato: han pasado las 300.000 descargas.

Características básicas de Windows Phone 7

Hasta que los teléfonos estén en las tiendas y se pueda hacer una evaluación a conciencia ninguna crítica o alabanza extrema merece la pena. Aún más tras comprobar la disparidad de opiniones que el Sistema Operativo Móvil de Microsoft ha levantando entre quienes han tenido la oportunidad de probar las versiones previas. Lo han llamado “copia de un iPhone de 2007” y también ha recibido halagos por esa interfaz tan particular y la integración con la gran mayoría de aplicaciones de la casa.

Porque la apuesta es fuerte y única. Windows Phone 7 sólo tendrá una única versión dirigida a todo tipo de usuarios, desde el empresario hasta el joven amante de la tecnología. Por eso tiene el mismo grado de evolución la compatibilidad con Office 2010 que la integración con redes sociales y que la fusión con Xbox Live.

Como todo smartphone de hoy en día, WP7 está orientado a Internet. Ya se pudo comprobar que la velocidad de navegación, incluso en fases previas, no tiene nada que envidiar a la de los dispositivos más rápidos. Será otra de las bazas a explotar por parte de los vendedores que hayan elegido este sistema operativo, sobre todo a raíz de la expansión de las redes 3G, las tarifas planas de datos y los debates al respecto.

El cliente debe darles la razón

Sin embargo, el grado de concienciación de los ciudadanos acerca de las plataformas que están comprando aún no es elevado. La marca y el fabricante del terminal siguen siendo más decisivos en la toma de decisiones, así como la compañía teleoperadora.

Por eso, Microsoft tendrá ante sí el reto de convencer a las empresas de hardware de que vuelven con ella. De que esto ya no es ese Windows Mobile lento y torpe. Y de que están preparados para competir con Android, con MeGoo, con Blackberry, como webOS y con iOS.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.