Mobile

Urbanita de país emergente, el perfil del nuevo usuario de Internet móvil

Escrito por Esther Macías

Tras unos años de ingente crecimiento en los mercados desarrollados, ha llegado el momento de que los países emergentes tomen el relevo en la dura competición de Internet móvil. Los jugadores de este segmento deben ser conscientes de que las reglas del juego pueden cambiar. Y mucho.

Durante los últimos años los países desarrollados han liderado la adopción de Internet móvil, que ha crecido de forma exponencial alimentado por el exitoso auge de los smartphones y otros dispositivos de mano como las tabletas. Pero los tiempos cambian y, al igual que ocurre con la economía, que es cíclica, ha llegado la hora de que el crecimiento en el ámbito de la movilidad provenga de otros mercados: los emergentes.

Los últimos datos aportados por las consultoras son claros al respecto: la nueva ola de usuarios de Internet móvil provendrá de las áreas urbanas de los mercados emergentes, indica Ovum, que recuerda que la escasez de infraestructura de Internet fija en este tipo de países –lo que hace que sus habitantes den el salto directamente a la telefonía móvil sin pasar por la tradicional– junto a la elevada capacidad de compra de los habitantes de sus grandes ciudades están alimentando la puesta en marcha, en un futuro muy próximo, de una veloz ‘locomotora móvil inteligente’.

Esto lo saben muy bien tanto las operadoras como los proveedores de contenidos y los fabricantes de dispositivos: no es casualidad que la propia Apple, que siempre ha apostado por dispositivos móviles de alta gama, esté ultimando el lanzamiento  de un dispositivo de bajo coste –o al menos de menor coste que sus tradicionales iPhones– pensando en incrementar sus ventas en los países de donde vendrá el crecimiento de negocio en los próximos años: los mercados emergentes, en especial China e India.

Las previsiones de las consultoras son ambiciosas: mientras que en 2012 la base instalada de smartphones alcanzaba el 20% en los países emergentes de cara a 2017 se espera que este porcentaje alcance el 50%. Así lo detalla Ovum que traduce este porcentaje en nada más y nada menos que 2.000 millones de dispositivos.

Nuevos mercados, nuevo ‘savoir faire’

Obviamente aterrizar en este tipo de países cambia muchas cosas. Mejor dicho: para tener éxito en este tipo de mercados es necesario cambiar muchas reglas del juego. De momento, en opinión de los analistas de Ovum, los operadores deberán simplificar el acceso a los datos y abrazar a una base de usuarios de prepago, tendencia consolidada en los últimos años en estas regiones. Esto pasará, en muchos casos, por decir adiós a la complicada oferta de tarifas a las que están acostumbrados los usuarios de telefonía móvil de Occidente y simplificar las opciones para unos usuarios que no están habituados a tal complejidad. La citada consultora recomienda incluso que los operadores y los proveedores de contenidos se alíen para facilitar el pago a los usuarios, teniendo en cuenta los limitados métodos de pago que aún existen en este tipo de países.

Además, no hay que olvidar que la llegada de los smartphones a estos países no solo supone el acceso de muchos de sus habitantes a Internet móvil: muchos, de hecho, quizás nunca hayan accedido a la Red nunca. En este sentido, los operadores y proveedores de contenidos, especifica en un reciente informe Shiv Putcha, analista principal de Ovum, tendrán “un importante papel que jugar en ayudar a realizar la transición desde el mero acceso a la voz y a las funcionalidades SMS a la navegación móvil para llegar, finalmente, a experimentar de la telefonía móvil inteligente de verdad”.

Los proveedores de contenidos en particular se enfrentarán a un importante desafío: la adaptación local de los servicios de contenido móvil. Disponer de contenidos en las lenguas locales y relacionados con la cultura de estos países es condición sine qua nom para alcanzar el éxito.

Un ecosistema cambiante

Pero no solo se abre un nuevo panorama para los operadores y los proveedores de contenidos. También para los propios fabricantes y desarrolladores de plataformas. No, iOS y Android no lo van a tener fácil: consultoras como Juniper Research prevén una fragmentación del mercado de los smartphones de modo que nuevos jugadores llegarán a ostentar el 13% de la tarta de los sistemas operativos móviles en 2018.

¿Quiénes son estos nuevos jugadores? Asha, el sistema operativo desarrollado por Smarterphone, compañía adquirida por Nokia, para dispositivos de bajo coste; Sailfish, sistema operativo móvil basado en Linux desarrollado por Jolla junto al proyecto Mer y apoyado por la Alianza Sailfish y, como no podía ser de otra manera, los sistemas operativos basados en el nuevo lenguaje HTML 5.

Aun así, indica Juniper, el mercado a escala global seguirá dominado por Android e iOS. Apple y Samsung, los dos líderes en el negocio de los smartphones en todo el mundo, seguirán liderando las ventas vendiendo conjuntamente un 17% más smartphones en el año 2018 que la cifra que vendieron todos los fabricantes de smartphones juntos en 2012. Es más, de nuevo según datos de Juniper, las ventas conjuntas de Apple y Samsung a escala global llegarán prácticamente a los 800 millones de dispositivos a finales de 2018, frente a los 677 millones del pasado año.

En cualquier caso, lo que parece un hecho es que el smartphone, el dispositivo adoptado a mayor velocidad en la historia de la tecnología, seguirá siendo un factor crítico a la hora de impulsar el crecimiento de Internet móvil en los países emergentes.

Foto cc Alex Toulemonde

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.