Mobile

Telefónica trabaja para adelantar prestaciones del 5G a la era del 4G

5g
Escrito por Esther Macías

Telefónica muestra en la ‘antesala’ del MWC su hoja de ruta para migrar de la tecnología móvil 4G a 5G. La compañía demuestra cómo con una red LTE avanzada de uso comercial ya puede empezar a dar experiencias de uso propias del 5G a sus clientes.

No ha empezado siquiera de forma oficial el mayor congreso de tecnología móvil del mundo, Mobile World Congress, y ya hemos sido testigos del lanzamiento de numerosos dispositivos móviles de última ola, y no solo teléfonos inteligentes sino también wearables, como relojes y pulseras inteligentes e incluso gafas de realidad virtual. Sin duda estos gadgets son grandes protagonistas del evento y acaparadores absolutos de titulares pero no hay que olvidar que los servicios que estos dispositivos ofrecen –el acceso a contenido multimedia, a aplicaciones y un largo etcétera– solo son posibles gracias a la tecnología de red que los soporta y en cuya mejora trabajan sin descanso las operadoras. Éstas en los últimos años han visto cómo crecía sin parar el tráfico de datos móviles, “hasta un 50% al año de media y en algunos países un 90%”, recordaba hoy Enrique Blanco, director de Tecnología de Telefónica. Y la tendencia va a más, teniendo en cuenta, recordaba el directivo, que antes de 2020 se prevé que haya 50.000 millones de dispositivos conectados a la Red.

Este escenario abre todo un desafío a las operadoras, que se ven obligadas a optimizar la red y emponderarla, a través de las tecnologías 4G y la aún en desarrollo 5G, para poder dar cada vez más servicio a más usuarios –y también máquinas, pues el Internet de las cosas está a la vuelta de la esquina– que consumen más y más datos. “Nos enfrentamos al reto de que los clientes quieren más capacidad. En realidad, esto es un bendito problema”, reconocía Blanco, asegurando que una de las claves para mejorar la experiencia de los usuarios es “gestionar el espectro radioeléctrico de forma más eficiente”. Asemejándolo a un partido de fútbol aseveró: “Podemos tener, por ejemplo, los mejores jugadores, los mejores clientes, las mejores soluciones… pero, sobre todo, tenemos que tener el mejor campo, el mejor espectro” que es “uno de los actores que más determinan el servicio al cliente a medio y largo plazo”.

 

Enrique Blanco, CTO de Telefónica.

Enrique Blanco, CTO de Telefónica.

 

Tecnología Carrier Agregation en acción

Precisamente en ello está trabajando la operadora, como ha demostrado hoy en la antesala del MWC donde ha mostrado una tecnología, llamada de Carrier Agregation, que permite el uso simultáneo de varias bandas de frecuencias radioeléctricas para obtener más tráfico y poder agregarlo, lo que posibilita a los clientes acceder a los servicios de datos a mayor velocidad. En la prueba, realizada con la tecnología móvil 4G+ de Telefónica o LTE-Advanced y utilizando equipamiento de Ericsson y un dispositivo Samsung de categoría 9 (un Galaxy Note 4 con procesador diferente al que se comercializa en España y que permite soportar LTE-Advanced con Carrier Agregation a tres bandas) se han logrado hasta 375 Mbps de bajada y 50 Mbps en enlace ascendente en un espacio asignado en un hotel de la ciudad.

Con ello, en palabras de Blanco, “deseamos mostrar cómo queremos llegar de la tecnología 4G a 5G y demostrar que con una red de uso comercial se pueden empezar ya a dar experiencias de uso a los clientes propias del 5G”. Unas experiencias que, asegura, no solo mejorarán la velocidad de acceso a los servicios de red sino también disminuirá la latencia, de modo que, por ejemplo, no haya retardos ni interrupciones cuando se juega a un videojuego en línea desde el móvil a través de la red móvil”.

En realidad Vodafone presentó una iniciativa similar recientemente aunque en su caso también agregaba, además de varias bandas de frecuencias del espectro, una red wifi. “Nosotros hemos preferido no agregar parte de red wifi sino hacer la prueba usando el espectro disponible para combinar tres portadoras”.

La compañía prevé lanzar este servicio para LTE-Advanced con agregación de portadoras de tres bandas en función de la disponibilidad del espectro y los dispositivos comerciales que haya compatibles. La operadora, asegura Blanco, está trabajando para completar las instalaciones necesarias para ofrecer tecnología LTE en la frecuencia de 800 MHz lo antes posible, cuando esta última esté disponible (estaba ocupada por los jugadores de TDT). Precisamente desplegar LTE en esta banda de frecuencia es la base para que la compañía pueda ofrecer servicios avanzados 4G en 2015 de forma generalizada. En la actualidad la cobertura 4G de Telefónica alcanza al 48% de la población española.

La operadora ya ofrece servicios avanzados de LTE con agregación de dos portadoras en Madrid y Barcelona y lanzará este servicio en las ciudades más relevantes de España a lo largo de este año.

Un anticipo de 5G

“Hay funcionalidades de 5G que vemos que podemos empezar a liberar antes a nuestros clientes a través de nuestras redes comerciales, sobre todo desde la expansión en el mercado de los terminales preparados para LTE de categoría 6 y 9”, señaló Blanco, quien resaltó que no es preciso esperar a 2020, cuando los estándares de 5G estén totalmente definidos (un proceso, el de la estandarización, en el que participan las propias operadoras).

Telefónica también trabaja en otras tecnologías, como la combinación de Carrier Aggregation con una cobertura superior en interiores mediante el uso de Radio Dot Systems de Ericsson, o el uso de Full-Duplex, una tecnología que cancela las autointerferencias o la energía “no deseada” que se filtra en el receptor radio durante la transmisión. “Como resultado de esta cancelación, el receptor no escucha ruido del transmisor, lo que hace posible que, por primera vez en la historia de las telecomunicaciones, un emisor radio pueda transmitir y recibir simultáneamente en la misma frecuencia”, explican desde la compañía.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.