Mobile

Telefónica prepara una oferta comercial de red privada LTE para empresas

lte-in-la-box
Escrito por Esther Macías

La operadora trabaja en LTE in a box, una solución para dar a las empresas banda ancha en movilidad totalmente IP y sobre tecnología 4G, de forma privada.

Una petición de una multinacional automovilística prendió la mecha: ésta, ya cliente de Telefónica, consultó a la operadora si era posible crear una red privada sobre LTE, es decir, sobre tecnología móvil de cuarta generación, pues el wifi que tenía en sus instalaciones no le permitía alcanzar la eficiencia ni desplegar los servicios que precisaba. Fue así como desde la operadora comenzaron a trabajar en un proyecto que hoy se ha presentado en el MWC con el nombre de LTE in a box.  

LTE in a box, aún en fase de desarrollo –el primer piloto real se hará a final de año con la citada empresa, cuyo nombre prefiere no desvelar la operadora– permite integrar en un solo dispositivo el core de voz y de datos de una compañía. La solución, que incorpora tecnología de la empresa de telecomunicaciones Cisco como la arquitectura Premium Mobile Broadband o la plataforma Virtual Packet Core ofrece banda ancha en movilidad totalmente IP y con una cobertura, rendimiento y control de las comunicaciones mucho mayor que las que tienen las redes públicas.

Ventajas

Como explicó en la presentación del proyecto Juan Cambeiro, responsable de proyectos de Innovación de Telefónica de España, son varios los beneficios que generará a las organizaciones el uso de esta red privada LTE. “Por un lado, los derivados del hecho de que es verdaderamente una red privada, de modo que las comunicaciones que se hagan en ésta no pasan por la red pública, así que es perfecta para organizaciones de determinados sectores donde la privacidad y la seguridad es especialmente importante como la Defensa, la Banca, la Sanidad… A organizaciones de estos sectores se lo estamos contando y les suena muy bien”.

 

Juan Cambeiro, de  la Gerencia de Innovación Tecnológica de Telefónica España.

Juan Cambeiro, de la Gerencia de Innovación Tecnológica de Telefónica España.

 

Por otro lado, añadió, es un producto que funciona en completo aislamiento. “La ventaja es que si se cayeran las comunicaciones por la red pública ésta seguiría funcionando”. Finalmente Cambeiro resaltó el hecho de que sobre esta red LTE privada las empresas podrán desarrollar servicios específicos, por ejemplo, dar servicios de voz (VoLTE); además, afirmó, “es una solución integral”. En este sentido, la operadora ha desarrollado una aplicación para la SIM que incorporen los teléfonos de los usuarios de esta red que permitirá que estos últimos, cuando salgan de la empresa o el lugar donde esté instalada la red, puedan seguir usando su dispositivo con la misma línea en la red pública. “Para los usuarios será transparente. Si entran en su empresa, fábrica, etc. su dispositivo se conectará a la red privada LTE y si salen seguirán pudiendo hacer sus llamadas, etc. en la red pública”.

Esta tecnología, que se probará a finales de año con la citada empresa de automoción y otra, también del mismo sector, no tendrá una oferta comercial hasta 2016. Desde la operadora aseguran que aún están valorando cómo comercializar este servicio pues hay diferentes escenarios, que esté la tecnología en casa del cliente y sea propia o en leasing, etc. “La red privada LTE es un concepto que recuerda algo a las antiguas PBX que se instalaban las empresas para tener servicio de telefonía”, asegura un portavoz de la compañía, que incide en los beneficios que esta tecnología tiene frente a la de radio, la wifi, en cuanto a autonomía, libertad de uso (permite priorizar el tráfico a determinados números, por ejemplo) y privacidad.

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.