Mobile

Tecnología de movilidad, una inversión segura

smartphones
Escrito por Autor Invitado

El reto está en aprovechar adecuadamente la tecnología móvil para habilitar modelos operativos y de gestión que maximicen el rendimiento de los equipos de trabajo.

A lo largo de los últimos años, el contexto económico desfavorable provocado por la crisis ha afectado a muchas empresas a nivel presupuestario, tanto a lo que se refiere a reducción de plantilla como a los propios costes asociados a la empresa, como los desplazamientos, entre otros. Uno de los gastos que se ha visto más reducido en el entorno corporativo ha sido el de la tecnología, conservando aquellos recursos ya existentes haciendo que estos trabajen a pleno rendimiento para mantener la actividad económica del negocio.

Cuando hablamos de tecnología móvil, lo asociamos normalmente al teletrabajo, una tendencia que está en auge y por la que cada vez apuestan más empresas como una opción para conciliar vida laboral y personal y para mejorar la productividad de sus equipos, optimizando los tiempos. No obstante, no hay que olvidar que existen perfiles profesionales en los que la movilidad es su razón de ser y forma parte de su día a día, como aquellos profesionales que trabajan a pie de calle y tienen que reportar constantemente a su central, para los cuales la tecnología móvil es clave para desarrollar su trabajo.

Durante los últimos meses, la recuperación en el sector de la tecnología basada en la movilidad ya es una realidad, no solo en el entorno de los consumidores finales, sino también en el sector empresarial. Los datos son muy alentadores, ya que estudios recientes, como uno elaborado por Forrester Research, afirman que la cuota de mercado de la venta de tablets a empresa se situará en un 18% de cara a 2017 (actualmente es del 14%), es decir, que una de cada cinco tablets que se vendan en 2017 será para uso corporativo.

En este entorno, ¿tiene sentido entonces la inversión en materia de tecnología móvil? Absolutamente sí. Existen datos que afirman que los ingresos de las empresas que utilizan la movilidad como ventaja competitiva crecen más que los de las empresas que no la utilizan (estudio elaborado por Symantec sobre el uso de la tecnología móvil en el entorno empresarial). La mejoría de la productividad a través de la tecnología móvil es, por tanto, perfectamente viable. El reto está en aprovechar adecuadamente la tecnología móvil para habilitar modelos operativos y de gestión que maximicen el rendimiento de los equipos de trabajo.

No obstante, además del incremento en los ingresos, el uso de la tecnología de movilidad en el entorno empresarial supone muchas otras ventajas. Con la implantación de tecnología móvil se consigue una mejora en la productividad de los equipos, una reducción en los costes y, sobre todo, una optimización mayor del tiempo, entre otras. Aquellas empresas que incorporan la tecnología móvil en su gestión empresarial, cuentan con equipos más eficientes, que ahorran muchísimo tiempo en realizar tareas de back office.

 

El autor de este artículo es Oscar Maciá, CEO de ForceManager

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado