Mobile

La segunda vida del móvil

reciclaje-moviles
Escrito por Redacción TICbeat

El teléfono móvil es uno de los aparatos tecnológicos de los que más materias primas pueden extraerse para utilizarlas en otras industrias, sobre todo en automoción o electrónica. El 90% de los materiales que lo componen son reutilizables.

El móvil no tiene por qué acabar como móvil. Este dispositivo, uno de los aparatos tecnológicos que los consumidores cambian con mayor frecuencia, cada 18 meses, según datos de la plataforma Recyclia, que indica que en España se desechan cada año 20 millones de terminales, puede tener una segunda vida sobre todo en industrias como la de automoción y la de electrónica. Es más, se trata de una de las máquinas más reaprovechables desde el punto de vista del reciclaje (la supera, por poco, el ordenador personal) pues el 90% de sus materiales son reutilizables, según lo confirma un estudio sobre reciclabilidad de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) elaborado por la citada plataforma junto a la empresa Recybérica Ambiental y dado a conocer con motivo del Día de la Tierra.

En este sentido hay que tener presente que se trata de dispositivos que suelen estar fabricados en un 65% con plásticos (propileno, poliestiereno, abs y policarbonato), un 25% con metales comunes (aluminio y cobre sobre todo) y un 8 PPM (Partes Por Millón) con metales preciosos (oro, plata y paladio mayormente); solo el 10% de los materiales con los que está hecho un terminal serían sustancias irrecuperables (por ejemplo, la fibra de vidrio).

Minería urbana en pro de la sostenibilidad medioambiental

José Pérez, consejero delegado de Recyclia, plataforma de la fundación Tragamóvil, que recogió en 2012 unas 462 toneladas de teléfonos móviles en desuso, “estas cifras de generación de residuos y extracción de materiales útiles demuestran que la gestión adecuada de los móviles es una fuente de suministro y ahorro de recursos naturales, lo que en el sector del reciclaje se conoce como el fenómeno de la minería urbana”. Pérez alerta, no obstante, sobre la tendencia que existe entre los usuarios de acumular los teléfonos móviles en desuso, cuando lo mejor es llevarlos a puntos de reciclaje no solo para recuperar las materias primas que se puedan reutilizar sino también para “reducir el impacto medioambiental de componentes peligrosos, como las baterías de litio-ion”, añade.

Imagen: Shutterstock

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.