Mobile

Samsung: podría haber problemas con la pantalla curva del Galaxy S6 Edge

El Samsung Galaxy S6 se deja ver un poco más
Escrito por Redacción TICbeat

La compañía coreana reconoce un riesgo de que la producción de su próximo modelo de ‘smartphone’ no satisfaga la demanda que ha generado.

A partir de este viernes 10 de abril llegarán al mercado los nuevos smartphones de Samsung, Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge, con los que el fabricante coreano intentará recuperarse de la caída en sus ventas y beneficios registrada en los últimos meses de 2014, y con los que busca superar los resultados de los modelos anteriores. No obstante, desde la compañía ya están avisando de que podría hablar problemas para satisfacer la demanda de Galaxy S6 Edge, los terminales de pantalla curva.

Según recoge el Wall Street Journal, el responsable del departamento móvil de Samsung, J.K. Shin, ha declarado que la producción del Galaxy S6 Edge podría verse limitada por debajo de las expectativas de los consumidores debido a problemas de suministros.

En un acto con medios de comunicación en Seúl, Shin ha señalado que, pese a la fuerte demanda despertada por el inminente lanzamiento del curvo Galaxy S6 Edge, el proceso de manufactura de las pantallas de estos teléfonos móviles es complicado. “Estamos trabajando duro para resolver estas dificultades, pero podrían persistir por un tiempo”, ha reconocido.

Las declaraciones de Shin confirman una predicción aventurada hace tiempo por algunos analistas: el riesgo de que la producción de estos sofisticados teléfonos de pantalla curvada en los laterales experimentara complicaciones, hasta el punto de que tuviera problemas para cubrir la demanda.

Los modelos de Samsung Galaxy S6 suponen una mejora sustancial respecto a anteriores lanzamientos de la coreana. No solo por la pantalla curva del Edge: también por su acabado en aluminio (más estético y resistente que el anterior, de plástico), su mayor resistencia y su mayor autonomía, entre otras características. El precio de venta esperado para ambos oscilará en torno a los 700 y los 750 euros.

No son éstos los mejores momentos para Samsung. El S5 vendió de media un 40% menos de unidades que el modelo inmediatamente anterior, y la compañía empezó a registrar una caída en sus ventas y beneficios en el segundo trimestre de 2014 que pareció prolongarse: la compañía cerró los últimos meses del año, usualmente los mejores en ventas, con un descenso del 27% de sus beneficios respecto a 2013.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.