Mobile

Samsung y Apple vuelven a los tribunales

Appleysamsung
Escrito por Redacción TICbeat

El culebrón judicial de patentes entre los dos mayores fabricantes de ‘smartphones’ del mundo regresa de la mano de la coreana.

La batalla judicial que desde 2012 enfrenta a la americana Apple y la coreana Samsung, las dos mayores fabricantes de teléfonos móviles del mundo, no parece tener fin. La tecnológica asiática acaba de recurrir el dictamen emitido hace apenas dos semanas por el tribunal de Apelaciones de Estados Unidos que la condenaba a pagar 548 millones a Apple por violación de patentes del iPhone.

El juzgado entendió a principios de mes que Samsung había copiado varios elementos del diseño de los iPhone para incorporarlos a sus propios terminales, y le condenó a pagar a la compañía de Cupertino una cifra que se aleja ostensiblemente de los 1.000 millones que Apple pedía inicialmente o los 930 millones que impuso como multa el primer tribunal que gestionó el caso, pero con los que la coreana sigue sin estar en absoluto de acuerdo.

Los argumentos de Samsung sostienen que el juzgado que la ha condenado a pagar a Apple se ha centrado en elementos funcionales y no ornamentales de sus teléfonos para dictaminar que ha violado patentes de diseño sobre las que Apple tenía los derechos. La ley americana, afirman en la compañía, protege, sin embargo, las partes decorativas del diseño, es decir, las que no intervienen directamente en la funcionalidad del producto. En Samsung piensan que la jueza Lucy Koh, la que ha resuelto el caso, debería haber distinguido entre unas y otras a la hora de elaborar su dictamen.

“Un jurado podría, así, mirar los teléfonos de Apple, mirar después los de Samsung, ver que ambos son rectangulares, con sus esquinas redondeadas, pantallas planas y coloridos mosaicos de aplicaciones, y decidir que tiene que hay una violación de patentes de diseño, aun en el caso de que todas esas características son funcionales, y no ornamentales”, han escrito los abogados de Samsung.

En el texto remitido al tribunal, los letrados también muestran su disconformidad con la cantidad que la jueza Koh ha establecido que debía pagar, que se corresponde con todos los beneficios que supuestamente ha obtenido de vulnerar una sola patente. La ley vigente en Estados Unidos, que data de 1887, está desactualizada, aseguran en la compañía, y no puede servir para juzgar productos actuales como los smartphones, en los que conviven cientos de miles de patentes de diseño y uso. Los abogados de Samsung lo han comparado con condenar a una automovilística a pagar todos los beneficios obtenidos de un coche que solo copió a otra marca el posavasos.

Según publica el ahora el diario The Wall Street Journal, esta última apelación de Samsung podría terminar en el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.