Mobile

La realidad de la guerra de los móviles en dos gráficos

android iphone ventasCuando se trata de presentar estadísticas, todas las compañías encuentran la que les favorece para satisfacer y confortar a sus accionistas (y a sus fans). Por ejemplo, ahora que se dice que Android es ya el número 1 mundial, se le acusa de trucar los datos. Pero el resultado de la batalla está muy claro y estos dos gráficos bastan para sacar conclusiones.

Un buen ejemplo de la situación es Estados Unidos, el mercado móvil más potente, donde se presenta un triple empate en cabeza que caldea la pelea. “Si hablamos de la base instalada, estamos ante un triple empate entre las Blackberry, iOS con su iPad y su iPhone 4 y los Android”, recoge el último informe de la consultora Nielsen.

android iphone blackberry ventas

Pero el mapa cambia cuando se perspectiva y se atiende a la evolución de la cuota de mercado mes a mes durante los últimos 5 trimestres, prácticamente tras el lanzamiento del sistema operativo móvil de Google. Mientras que RIM se ha desplomado cediendo la mitad de su cuota de mercado, Android no para de crecer y se acerca al 50% de las ventas mensuales. Apple, por otro lado, se mantiene con sus escasos productos, compitiendo contra una legión de dispositivos.

Android Blackberry iPhone iOS ventas

No es tan Android como lo pintan

Que Google está logrando un éxito espectacular con su sistema operativo es un hecho indiscutible, pero su liderazgo mundial acaba de quedar en entredicho. En su último informe, la consultora Canalys proclamó que Android se había convertido en la plataforma dominante en el mundo, superando por primera vez a Nokia, con gran presencia en numerosos mercados.

Pero la polémica ha saltado cuando los seguidores de la compañía finlandesa, así como los de Apple (reavivando la rivalidad), han denunciado que el conteo no ha sido “justo”. Su argumento es que se incluyen como dispositivos Android numerosos teléfonos vendidos en China que corren sobre dos plataformas concretas,  OMG y Tapas OS, que no son tal. Ambas acumulan millones de usuarios que fueron sumados a la base general de Android, ya que las dos son desarrollos originados sobre el trabajo de Google. Sin embargo, ni son compatibles ni dependen de la empresa estadounidense.

La fragmentación de Android está siendo la bisagra en esta batalla, ya que le sirve al gigante para presentar números positivos pero está ocasionando problemas a sus usuarios, que ven cómo se dispersan las opciones y funcionalidades “genéricas” a causa del fabricante o de la empresa teleoperadora, que permite actualizar o no a las versiones más recientes del sistema operativo.

Si Android aún no es el líder global, ¿cuánto tardará en serlo?

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.