Mobile

La producción de dispositivos móviles contamina cada año lo mismo que 22 millones de coches

La producción de dispositivos móviles contamina cada año lo mismo que 22 millones de coches
Escrito por Redacción TICbeat

Un estudio de la firma Juniper advierte del incremento de la emisión de gases invernadero por parte del sector e insta a mejorar las prácticas en el diseño y fabricación de componentes.

En los próximos cinco años la industria de los teléfonos móviles emitirá una cantidad de gases invernadero equivalente a la que suponen 60 años de vuelos desde el aeropuerto londinense de Heathrow, el que más actividad tiene de Europa.

Es el pronóstico que Juniper Research realiza en su informe Green Mobile: The Complete Guide to Vendor Strategies & Future Prospects 2014-2019. En un comunicado a los medios, la firma analista explica que la producción de dispositivos móviles generará 115 millones de toneladas de gases invernadero anuales hasta 2019. Juniper asegura que esa es la cantidad que emiten 22,6 millones de coches, e indica también que representa un incremento del 30% respecto a la cantidad actual.

La mayor reducción de emisiones podría realizarse en la manufactura de los componentes. Se trata, indican desde Juniper, de instar a los fabricantes de las piezas, normalmente proveedores y subcontratas de las grandes compañías, a mejorar su eficiencia energética y adaptarse a las energías renovables. Una correcta estrategia en este sentido podría reducir en 18,8 megatoneladas las emisiones de gases invernadero.

Otro aspecto que influye, y mucho, según Juniper, en la posibilidad de reciclaje y, por tanto, la sostenibilidad de los dispositivos es el diseño de los teléfonos.

Una exigencia de negocio

Aunque cifra su responsabilidad directa en tan solo un 5% del total de las emisiones, el informe de Juniper está dirigido también a los vendedores de dispositivos móviles, un sector, dice, que debe preocuparse de luchar por un cambio sustancial en toda la cadena de valor.

“Las operadoras están empezando a unificar sus eco-ratings o calificaciones ecológicas, y los consumidores disponen de ingentes cantidades de información sobre los productos que consumen, así que los vendedores no pueden ocultar las malas prácticas que se produzcan en su cadena de suministros”, señalan desde la firma de investigación.

Las calificaciones ecológicas, recuerda Juniper, cuentan con un papel cada vez más importante en la evaluación que los clientes, cada día más exigentes, realizan de los productos y los servicios, de forma que tener en cuenta la sostenibilidad se está convirtiendo en una exigencia de negocio “imposible de ignorar”.

Foto cc: MattHurst

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.