Mobile

Primeras impresiones del Samsung Galaxy S5

samsung-galaxy-s5

Hemos probado el Samsung Galaxy S5 y os contamos las primeras impresiones de las mejoras y novedades de este nuevo ‘smartphone’ de alta gama.

La nueva joya de la corona de Samsung, el Galaxy S5, sigue la estela del S4, aumentado un poco su tamaño y su peso: 142,0 x 72,5 x 8,1 mm y 145 gramos. Se ha cambiado el aspecto de la parte trasera, que sigue siendo de policarbonato pero ahora mate y con un acabado perforado que le da más ergonomía y disminuye las posibilidades de deslizamiento entre nuestras manos. La pantalla, de 5,1 pulgadas y Full HD superAMOLED, ofrece una gran calidad de visión, aunque no es panel IPS ni 2K. El diseño de la interfaz de usuario también ha cambiado, simplificándose y añadiendo más iconos. La navegación en el menú es fluida y rápida.

Conscientes del gran uso que se da a la cámara de fotos del teléfono, en Samsung han apostado mucho por mejorarla. Para empezar es de 16 megapíxeles y se han incluido tres aspectos nuevos: el autoenfoque selectivo, que una vez activado permite cambiar el enfoque de los objetos de una fotografía ya realizada; HDR en tiempo real, pudiendo ver el resultado en la pantalla antes de hacer la foto; y en enfoque muy rápido, en menos de 0,3 segundos.

La seguridad también es un aspecto muy relevante tanto interna como externa. El dispositivo viene certificado con IP67, esto que: resistente al agua y al polvo. Una delgada membrana recorre toda la parte posterior de la carcasa para que en el caso de que se nos caiga en un recipiente con agua no le entre líquido al interior. Y en cuanto a la seguridad interna o de los contenidos, Samsung apuesta por el desbloqueo del terminal en base a la huella digital.

Samsung ha hecho una gran apuesta por el tema de la salud, como también destacó JK Shin, consejero delegado de Samsung en el evento de presentación. Y S-Health ha sido rediseñada y encontramos nuevas funcionalidades como es el sensor del ritmo cardíaco, situado detrás, debajo de la cámara de fotos.

La batería es otra de las grandes apuestas del nuevo dispositivo. Incrementada a 2.800 mAh cuenta con otros aliados como es la funcionalidad Ultra Saving Mode. Una vez activado, proceso que lleva unos instantes, la pantalla se torna en blanco y negro y se desactivan la mayoría de aplicaciones y funcionalidades que no son imprescindibles. De esta manera se ampliaría la duración de la batería, algo muy útil en casos de emergencia.

Cuenta, por otro lado, con un modo niños, que aísla el contenido del teléfono, dejando al acceso de los más pequeños algunas aplicaciones y funcionalidades especiales, que incluyen una cámara de fotos.

El Samsung Galaxy S5 llegará el 11 de abril y, según se puede ver en Amazon al hacer la prerreserva, tendrá un precio de 729 euros.

 

Sobre el autor de este artículo

Toñi Herrero Alcántara

Toñi Herrero Alcántara es periodista freelance especializada en tecnología, con más de diez años de experiencia en el sector. Colabora con diversos medios de comunicación, como TICbeat. Es cofundadora y coeditora de Gadwoman, revista femenina online de tecnología. Además ejerce de consultora de comunicación para empresas, emprendedores y startups tecnológicas e imparte cursos y formación sobre comunicación para emprendedores. Profesora del Máster en Mobile Business de IEBS, la escuela de negocios de la innovación y los emprendedores.