Mobile

Poetika, una app para dejarnos sorprender por la poesía en español

Escrito por Manuela Astasio

La aplicación se vale de la geolocalización para recomendarnos un poema cada momento y lugar.

No todo van a ser memes, whatsapps y vídeos de YouTube. Desde hoy, Día Mundial de la Poesía, está disponible para iPhone Poetika, una aplicación que sorprende a sus usuarios con poemas en español en función de su estado del ánimo, del lugar en el que se encuentren, de la temperatura e, incluso, de la fase lunar del momento.

Poetika emplea un algoritmo que se vale de APIS como las de Google Places para sumar puntos que posicionan los poemas de su base de datos, de momento, alrededor de 1.500, que esperan ser 3.000 en septiembre, seleccionados y editados por Catherina François y Jenaro Talens.

Disponible en dos versiones, una gratuita con publicidad y un límite de tres poemas diarios, y otra premium, que por 0,89 euros permite acceder a todo su catálogo sin restricciones, la app cuenta con una interfaz atractiva y fácil de usar.

La aplicación ha sido presentada esta mañana en Madrid, en un recorrido por el Barrio de las Letras que ha mostrado de qué manera los usuarios pueden incorporar Poetika, por ejemplo, a sus paseos y su tiempo de ocio.

El itinerario ha comenzado en una librería, donde una joven ha leído “Toda la maravilla del mundo”, del italiano Giuseppe Conte y ha proseguido en una casa de vinos y quesos, en una suerte de sinestesia de olores y sabores, donde otro participante ha recitado, copa de vino en mano, varios de los poemas dedicados al vino que la app le mostraba en su iPhone.

La aplicación no es un buscador de poemas al uso, sino que permite que interactuemos con los versos. Por un lado, mientras se ejecuta en segundo plano, Poetika nos sugiere, en función de nuestra geolocalización, una media de cinco poemas que, según su algoritmo, casan bien con el lugar, la fecha y la temperatura en la que nos encontremos. De ahí que lo del vino haya resultado tan oportuno.

Por otra parte, la app cuenta con un buscador que ayuda al usuario a encontrar poemas relacionados con emociones y temas, representados por dos ruedas concéntricas que podemos girar a nuestro gusto.

La ruta de presentación ha continuado hasta la casa de Lope de Vega, donde se han escuchado los versos de este poeta –“Esto es amor… quien lo probó, lo sabe”– y de Cervantes, que da nombre a la calle que fluye junto a ella.  El camino ha terminado en el Banco de España, donde un ejecutivo que parecía discutir muy acalorado por teléfono ha colgado y ha declamado “Poderoso caballero es don Dinero” para los transeúntes, incluida una señora que se ha asustado un poco.

Poetika cuenta con otros dos niveles de interacción: uno que permite guardar como ‘favoritos’ aquellos poemas que nos gusten o nos interesen especialmente y otro que otorga a los usuarios la posibilidad de subir sus propios poemas a la base de datos. Estos, eso sí, aparecerían siempre diferenciados de los de los escritores, con la intención de salvaguardar la calidad de la antología.

Foto cc: Miki Yoshihito

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.