Mobile

Los OMV están preocupados por la desregulación del mercado de telefonía móvil

Escrito por Redacción TICbeat

La asociación que representa a los OMV (Operadores Móviles Virtuales) en España, AENOM, alerta de las “graves consecuencias” que supondría la posible desregulación del mercado en la telefonía móvil para el usuario.

AENOM, la asociación que representa a los operadores móviles virtuales en España, ha lanzado un comunicado en el que muestra su “enorme preocupación” ante la posible e inminente desregulación del mercado de la telefonía móvil, propuesta por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en el Proyecto de Medida del mercado 15.

La asociación asegura que esta desregulación “perjudicará a los usuarios y beneficiará a las grandes operadoras”. Y añade: “Si con la regulación actual los grandes operadores de telefonía móvil realizan prácticas anticompetitivas durante el proceso de portabilidad, sin esa regulación la situación sería aún peor”.

Consecuencias de la desregulación

Según AENOM, “la desregulación del mercado supondría abrir la puerta a que las grandes operadoras volvieran a ejercer una posición dominante que repercutiría en el usuario”.

La asociación alerta de que ahora, a pesar de la regulación, perviven prácticas “posiblemente anticompetitivas dentro del mercado de la telefonía móvil en España”, como el lanzamiento de ofertas low cost por parte de los operadores de red mediante segundas marcas y/o filiales, sin que esté garantizado que los costes de red con los que operan sean equiparables a los que tienen los OMV restantes; la proliferación de ofertas convergentes llevadas a cabo por los operadores de red, quienes comercializan sus servicios de manera conjunta combinando importantes descuentos o subvenciones cruzadas tanto en telefonía fija como en móvil; o la realización de prácticas agresivas y anticompetitivas llevadas a cabo por las grandes operadoras durante el proceso de portabilidad con la única finalidad de retener al cliente.

Necesidad de un árbitro

AENOM considera que “la única forma de garantizar la existencia de los operadores móviles virtuales, así como la competencia real dentro del sector” es que el regulador prosiga actuando como árbitro y vigile que se cumplan las obligaciones en el mercado.

Fue en 2006 cuando el regulador permitió la entrada de los OMV en el mercado. Hasta entonces, matiza el comunicado de AENOM, “los operadores con poder significativo en el mercado no facilitaban en modo alguno el acceso a sus redes”.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.