Nook llega a Europa

Que el Nook iba a entrar en Europa era algo que prácticamente todo el mundo daba por hecho: Barnes&Noble, la cadena de librerías estadounidense que se adaptó al cambio de mercado en el segmento de los libros creando su propio ereader y apostando por luchar frente a frente contra las firmas emergentes de ese mercado (estrategia que otras cadenas de librerías han adaptado en otros países), acaba de confirmarlo.

El Nook llegará a Reino Unido este otoño mediante una apuesta propia de la compañía, un site específico para el mercado británico nook.co.uk. La compañía contará también con socios locales que ofrecerán un canal físico y nuevos canales online para la venta del dispositivo y sus productos sobre los que aún no se tienen más datos. Las primeras filtraciones, hace unos meses, apuntaban sin embargo a Waterstone, la popular cadena de librerías británica, como socia local. Barnes&Noble venderá en Reino Unido sus modelos Simple Touch y Simple Touch con GlowLight, que llegarán a mediados de octubre, a tiempo así para la campaña de Navidad.

Además de los dispositivos, Barnes&Noble comercializará en el mercado británico ebooks y los diferentes contenidos digitales, como por ejemplo revistas, que ya ofrece a sus usuarios estadounidenses.

Barnes&Noble anunciaba el pasado mes de enero sus intenciones de entrar en el mercado internacional de libros y lectores electrónicos, para lo que iba a dividir su negocio entre la red de cadenas de librerías y la potente y exportable de dispositivos electrónicos, Nook. Las previsiones de la firma en facturación vía Nook sólo para 2012 estaban en los 1.200 millones de dólares, por lo que la internacionalización podría llevar al producto a unas ganancias mucho mayores y especialmente golosas.

En su camino hacia Europa, la firma ya había dado los primeros pasos para establecerse en Alemania en el pasado mes de marzo, por lo que el mercado germano parecía la esperada primera aventura europea de la firma. La compañía recibía poco después una inyección de capital de Microsoft, que se convertía en el socio minoritario del proyecto y que confirmaba no sólo la separación de Barnes&Noble de su negocio ereader en una compañía independiente (bautizada provisionalmente como Newco) sino también su voluntad de convertirse en un jugador pesado (e internacional) en el mercado del libro electrónico.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top