Nokia pierde el trono en distribución de móviles por primera vez en 14 años

Foto cc Flickr Andrew Currie

A rey muerto, rey puesto: Nokia ya no es la principal vendedora de teléfonos móviles del mundo. La compañía finlandesa ha sido destronada por Samsung, convirtiéndose la surcoreana en la primera firma de su país en escalar hasta ese puesto. El auge de Samsung y la caída de Nokia demuestran también como los smartphones y la posición que las marcas puedan mantener en ese terreno afectan a las cuentas de resultados de estas compañías.

Las cifras, que acaba de hacer públicas la consultora IHS iSuppli, Samsung cerrará 2012 con el 29% de los teléfonos móviles que han sido distribuidos en todo el mundo, superando así el 24% de los que tenía en 2011. Nokia, sin embargo, bajará del 30% con el que había cerrado el año pasado (y que la convertía en líder) al 24%, que empuja a la compañía finlandesa a la segunda posición y la expulsa del liderazgo en distribución de terminales por primera vez en 14 años. Hasta ahora, aunque su estrategia en smartphones no estaba cosechando éxito, las ventas de dispositivos más sencillos, no inteligentes, destinados a los países emergentes, estaba manteniendo a la compañía como líder.

Por detrás de Nokia se sitúan, en distribución de teléfonos móviles, Apple, con el 10% del mercado (frente al 7% del año precedente); ZTE, con el 6% (el mismo margen que en 2011); y LG, con un 4% (frente al 6% del anterior).

Samsung ha conseguido triunfar tanto en dispositivos de alta gama, con smartphones potentes cercanos al objeto de deseo, como en el llamado ‘low end’, los dispositivos más discretos en sus funcionalidades. “Los éxitos de Samsung y los esfuerzos de Nokia en el mercado móvil este año han estado determinados completamente por las fortunas divergentes de ambas compañías en el sector de los smartphones”, explica en un comunicado Wayne Lam, analista senior de comunicaciones wireless de IHS. “La realidad en competencia del mercado de móviles de 2012 ha sido vive gracias al smartphone, muere por culpa del smartphone“, señala.

Si se contempla únicamente la cuota de mercado del segmento smartphone en distribución, las cifras que ofrece IHS aún son todavía más desalentadoras para Nokia. Samsung es el principal distribuidor de teléfonos inteligentes, con el 28% de cuota (por delante del 20% de 2011), seguido por Apple (20% a cierre de 2012 frente a 19% de 2011). Nokia se mantiene en la tercera posición, con un 5% de cuota en distribución de terminales inteligentes. La compañía se desploma frente al año precedente (cuando el 16% de los smartphones distribuidos en todo el mundo eran suyos) y empata con HTC y la en declive RIM.

“Samsung monitoriza las grandes tendencias en diseño de smartphones, necesidades del usuario y oportunidades de mercado insatisfechas, para luego crear productos que encajan con esos mercados de forma rápida y eficiente”, explica el analista sobre las razones del éxito de la firma. Samsung ha desarrollado una fuerte estrategia de ‘fast follower’, sabiendo reaccionar rápido ante los puntos fuertes que mueven al mercado y cubriendo toas las patas posibles del negocio. Al año, la compañía lanza docenas de nuevos modelos de smartphone, como explica iSuppli, lo que le permite tener contento a un amplio abanico de potenciales compradores.

Foto  Andrew Currie

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top