Mobile

NFC: la última tecnología móvil que espera su gran despegue

nfc

Tomamos el pulso a la situación actual de la tecnología NFC y los pagos móviles sin contacto por medio de estudios de Gartner, Syabse 365 y Mastercard, así como la opinión de expertos de la UOC y Aditium.

Era finales de 2010, hace ya casi cinco años, cuando el mundo entero descubrió la tecnología NFC (Near Field Contact) gracias a Google, quien incorporó soporte para ella en Android 2.3 y también en sus propios smartphones, los Nexus. Desde entonces, mucho ha cambiado esta industria, ya que el NFC está disponible de facto en tarjetas de crédito, DNI electrónicos y, por supuesto, en los smartphones de medio mundo.

También, en estos años, todos los grandes operadores, tanto fabricantes de telefonía (como Google o Apple) hasta las telcos (como Orange o Vodafone), pasando por las propias entidades financieras (BBVA) han lanzado sus propias plataformas de pagos móviles para extraer el máximo valor a esta incipiente tecnología. Asimismo, entidades de otra índole como Renfe también dieron el salto a esta tecnología con el fin de aprovechar el NFC para simplificar el acceso a sus instalaciones.

La firma de análisis Gartner prevé que cerremos 2015 con unos 685 millones de teléfonos inteligentes en todo el planeta capaces de soportar NFC y cada vez son más los lugares, establecimientos y organizaciones que admiten el uso de esta modalidad de pago en nuestro país: aproximadamente 600.000 tiendas cuentan con TPV (terminales de punto de venta) adaptados a NFC.

Sin embargo, por el momento apenas un 6,2% de los españoles ha utilizado su móvil como medio de pago contactless en algún momento, según un estudio de Mastercard, y las estimaciones más optimistas (como la hecha pública por Javelin Strategy and Research) hablan de que, en 2019, el pago NFC mediante smartphones apenas supondrá el 5% de todos los pagos que se realicen en el mundo. Asimismo, otro informe de Sybase 365 arrojó que el 63% de los españoles prevé que el NFC no se adoptará masivamente para realizar pagos móviles hasta dentro de cuatro años como pronto. Y ello aun contando con el empuje que se espera tenga la entrada de Apple en este mercado.

pago_movil

¿Cómo es posible que, a pesar de que la tecnología NFC ya haya llegado a nuestras manos y hayan transcurrido cinco años desde su puesta de largo, su uso apenas sea residual?

Tecnología aún incipiente y sin aprovechar al 100%

“Todo cambio tecnológico depende de la actitud que tomemos frente a él, y a pesar de que nuestros hábitos de compra están cambiando, no lo hacen al mismo ritmo que los comercios nos permiten el pago contactless”, afirma Carles Garrigues, director del máster universitario en Desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles de la UOC.

De la misma opinión es Eneko Arza, CEO de Aditium, compañía vasca especializada en NFC: “Realmente se están dando los primeros pasos, y la mayoría relacionados con pagos o transporte. Solo es la punta de iceberg, es una tecnología que tiene mucho recorrido y posibilidades por ejemplo en el campo de IoT (Internet de las Cosas) que tan de moda está ahora”.

El 68% de los usuarios de Apple Pay experimenta problemas durante los pagos, según estudio

No en vano, aunque asociemos NFC con el pago móvil, lo cierto es que esta tecnología de comunicación sin contacto abre muchos más campos de actuación que por el momento se están infrautilizando y que, de ser aprovechados, podrían ayudar a impulsar la tecnología NFC en sí misma como una opción atractiva para muchos usuarios. Por ejemplo, NFC se puede utilizar también para conectar a distintas personas a un mismo juego móvil, enviar facturas a clientes o realizar encuestas de satisfacción a los consumidores de un local, acceder a un local o al tren sin necesidad de llaves o billetes e incluso para leer las tarjetas de fidelización o cupones descuento, en lugar de emplear los tradicionales códigos de barras que obligan a llevar un documento impreso o una app específica para ello.

“La clave está en que no necesita configuración de emparejamiento, esto lo hace realmente interesante en entornos que requieren de una acción voluntaria y activa que inicia el usuario”, explica Arza. “Cuando se realiza un pago o un acceso, por ejemplo, se realiza de forma mucho más natural y rápida con solo acercar el smartphone”.

La falta de un estándar, gran obstáculo para el desarrollo del NFC

Como suele suceder al inicio de cualquier revolución tecnológica, cada empresa o desarrollador que se introduce en esta industria tiende a producir su propio estándar de trabajo, lo que impide la existencia de un marco común en el que puedan trabajar todas las plataformas.

En el caso de NFC, cada entidad bancaria cuenta con su propio ecosistema y aplicaciones a medida, que sólo pueden utilizarse en su propia red. Lo mismo sucede con Apple Pay o con Google Pay, que por el momento cuentan con tecnologías incompatibles entre ellas que impiden su expansión a gran escala y la interoperabilidad entre usuarios de ambos sistemas.

movil-seguridad-590x260

No en vano, y recuperando el estudio de este año de Sybase 365, la falta de coordinación y de un estándar de pagos móviles es la principal traba para el 43% de los encuestados a la hora de adentrarse en el mundo de NFC.

Tres de cada diez usuarios temen por la seguridad del NFC

El mismo informe refleja que el 33% de los españoles teme potenciales problemas de seguridad a la hora de procesar la información personal en las transacciones móviles vía NFC. Y es que, a pesar de que es una tecnología igual de segura que la que se emplea en el pago sin contacto de las tarjetas de crédito actuales, el hecho de que todos nuestros datos vayan cargados dentro del mismo smartphone que se ve acechado por virus por doquier, hace que muchos tengan reticencias a la hora de dar el salto.

telefono movil bolsillo

Asimismo, la posibilidad de perder nuestro smartphone y que alguien lo use para dejar a cero nuestra cuenta corriente es, a juicio de los expertos, otro de los motivos que lleva a mucha gente a no apostar decididamente por esta modalidad de pago. Sin embargo, no hemos de olvidar que para la realización de compras de una determinada cantidad de dinero deberemos introducir nuestro PIN, al igual que con una tarjeta, con lo que este aspecto es más irracional que otra cosa.

Primeros pasos con el pago móvil NFC

Carles Garrigues, director del máster universitario en Desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles de la UOC, facilita algunas claves para usuarios noveles en el mundo del pago NFC:

1.    Antes que nada, debemos asegurarnos de dos requisitos previos. Primero, nuestro terminal debe disponer de capacidad de comunicación de datos NFC. La mayoría de teléfonos nuevos ya incorporan esta tecnología, incluso muchos de gama baja. Y, en segundo lugar, nuestra tarjeta SIM debe ser compatible con la tecnología NFC, ya que algunos servicios así lo requieren. En su defecto, podemos pedir una tarjeta SIM NFC a nuestro operador de telefonía.

2.    Resueltos estos requisitos técnicos, el siguiente paso consiste en descargar la aplicación móvil vinculada a nuestro servicio de pago a través del dispositivo móvil (La Caixa Contactless Mobile, Vodafone Wallet, Bankia Wallet, BBVA Wallet, etc.).

3.    Por su lado, el comercio debe contar con un terminal TPV con contactless preparado para permitir pagos NFC. Es importante antes de efectuar cualquier compra comprobar que el establecimiento indique con una señal que acepta este tipo de pagos.

4.    Para realizar el proceso de compra correctamente, tan sólo debemos aproximar el móvil al terminal de punto de venta y teclear el número secreto, tal y como hacemos con una tarjeta de crédito.

5.    Compra segura. ¿Y si nos roban o perdemos el móvil? Los expertos recalcan que las transacciones realizadas desde el móvil son igual de seguras que las efectuadas con tarjeta, puesto que se requiere de un PIN secreto. En caso de robo o pérdida, el terminal se bloquea como sus cuentas si se notifica.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.