Mobile

Motorola arranca la producción de Moto X con 100.000 unidades a la semana

Escrito por Manuela Astasio

Su CEO, Dennis Woodside, afirma que es en esa modesta cifra donde la compañía “tiene que estar ahora”.

La fabrica que ensambla en Texas el Moto X, el smartphone made in the USA que Motorola lanzó el pasado mes, cuenta con una producción semanal de 100.000 unidades, según ha desvelado el CEO de la compañía, Dennis Woodside.

En unas declaraciones anteriores recogidas por Reuters, Woodside afirmó que la planta de ensamblaje, ubicada cerca de Dallas, sería capaz de producir decenas de millones de teléfonos al año, pero que dicha expansión estaría sujeta en todo momento a la demanda.

Moto X es el primer smartphone ensamblado en los Estados Unidos de Motorola, que ha decidido centrarse, tras su adquisición por parte de Google, en un sentimiento patriótico que se contrapone a la tendencia de deslocalización y mercados emergentes que siguen otros fabricantes de móviles. De momento, el modelo solo se vende en Estados Unidos.

El objetivo es que los colores personalizables y el software de voz del Moto X le coman algo de terreno a los actuales líderes del mercado norteamericano de smartphones: Samsung (53 millones de unidades vendidas en 2012 según datos de Strategy Analytics) y Apple (43,7 millones de unidades). La meta de Motorola es que el Moto X obtenga una posición de liderazgo en la porción restante de mercado, que el pasado año se tradujo en 49,7 millones de unidades vendidas.

Un paso arriesgado pero deseado

Pero quedan muchos obstáculos por superar. Para empezar, que la factoría tejana fabrique 100.000 unidades de Moto X cada semana no implica que las venda todas. Por otra parte, los costes laborales que Motorola afronta en su planta estadounidense casi triplican los que tendría si fabricase en China: un trabajador norteamericano gana entre 12 y 14 dólares por hora trabajada, mientras que uno del país asiático solo obtiene 4 dólares.

Dichos costes se traducen en un precio de salida de 575 dólares para la versión libre de 16 GB del Moto X, y de 630 para la versión de 32 GB, ofertas, ambas, que colisionan directamente con el nuevo iPhone 5C (también conocido como “el iPhone barato), disponible en cinco nuevos colores por 549 euros (16 GB) y 649 euros (32 GB). Si se contrata con alguna operadora, su precio baja hasta los 99 y 199 dólares, respectivamente.

Sin embargo, la ubicación de la planta de ensamblaje en Estados Unidos sí facilita la estrategia diseñada por Motorola, que se centra en que los clientes puedan encargar por Internet su Moto X personalizado y tenerlo en casa en cuatro días. Aunque Woodside no ha revelado qué porcentaje de las ventas se corresponde con este tipo de encargos, sí ha asegurado que éste es “sustancial”.

El CEO asegura que Motorola está dando el paso correcto, el primero de un plan más amplio: “Tenemos compromisos de producción que debemos cumplir con nuestras socias las operadoras, y donde tenemos que estar en este momento es en las 100.000 unidades, y ahí es donde estamos”, ha dicho.

Foto cc: Miguel Ángel Aranda

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.