Mobile

El lucrativo negocio de los microsensores de los dispositivos móviles

Escrito por Esther Macías

El mercado de microsensores y componentes para dispositivos móviles alcanzará los 8.000 millones de dólares en 2018, según datos de Juniper Research

Son pequeños pero muy valiosos y generarán mucho dinero de aquí a cinco años. Nos referimos a los microsensores móviles, conocidos en inglés como MEMS (Micro Electro Mechanical Systems) y a los componentes para smartphones, tabletas, libros electrónicos y otro tipo de accesorios, por ejemplo los relojes y ropa dotada de tecnología. Sí, al menos según las estimaciones que realiza la consultora Juniper Research en su último informe al respecto, Mobile Sensors & MEMS: Market Prospects 2013-2018, el mercado que abarca a estos diminutos componentes generarán la gran suma de 8.000 millones de dólares en 2018 o, lo que es lo mismo, unos 6.130 millones de euros.

No es de extrañar: los microsensores son en la actualidad cruciales para el funcionamiento de muchas de las prestaciones que ofrecen los dispositivos móviles y hacen posible la oferta de servicios como la realidad aumentada, la computación en función del contexto y la navegación, además de impulsar aplicaciones relacionadas con los juegos, la imagen y el vídeo. Y aún serán más importantes a medida que los accesorios y la ropa tecnológica se hagan un hueco mayor en el mercado, lo que ya está ocurriendo paulatinamente a pesar de que hasta no hace mucho se veía a estos productos como un tema de absoluta ciencia ficción (quién se iba a imaginar la expectación que están causando las gafas de Google…). Hoy mismo, por ejemplo, la operadora de comunicaciones Orange anunciaba que desarrollará y comercializará junto a la empresa valenciana Weartech un sistema de entrenamiento personal que, a través de una camiseta inteligente dotada de sensores transmite su información al smartphone de la persona que la lleve, de modo que ésta pueda planificar y controlar su actividad deportiva diaria.
De hecho, indica Juniper, el auge del mundo de la salud y del estilo de vida sano tendrán mucho que ver en el papel cada día más relevante que tendrán los microsensores de los dispositivos móviles, que son capaces de medir la temperatura, la presión, la actividad física y otros aspectos del cuerpo humano. Solo hay que recordar cómo la propia Samsung, cuando anunciaba el pasado mes de marzo su última estrella en el campo de la movilidad, el Galaxy S4, destacaba especialmente sus cualidades para monitorizar la salud del usuario. 

Las cámaras MEMS, la próxima frontera

Pero si hablamos de un tipo de componente de dispositivos móviles del que se espera especialmente un fugaz crecimiento, tenemos que hacerlo de las cámaras MEMS, que ofrecerán nuevos niveles de funcionalidad como, por ejemplo, la posibilidad de enfocar a diversos puntos a la vez permitiendo al usuario que elija como principal enfoque aquel que le convenga. No obstante, destaca Juniper, mientras que componentes como los acelerómetros, los giroscopios, los magnetómetros y los micrófonos alcanzan elevados índices de adopción en la actualidad, aún habrá que esperar entre uno o dos años para que las cámaras MEMS irrumpan con fuerza en este mercado.

foto cc Stian Martynsen

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.