Mobile

Los usos sociales de las aplicaciones móviles

Escrito por Redacción TICbeat

Las TIC promueven el beneficio público desde la colaboración con universidades en proyectos de investigación e iniciativas que premian las ideas más sostenibles

Estamos ante un nuevo modelo de aplicaciones móviles que vela por los ciudadanos y su bienestar: bienvenidos al uso social de las apps. 

Cada vez más el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se preocupa por cuidar la parte más social de su actividad. La llamada responsabilidad social corporativa (RSC), por la que las empresas contribuyen activa y voluntariamente a una mejora social, económica y ambiental, supone a efectos de competitividad un valor añadido que las compañías aprecian con criterio acertado. Hoy en día, conceptos como diálogo social o desarrollo sostenible, con fuerte arraigo en ciertos colectivos, son un compromiso al que cualquier actividad económica debe vincularse si quiere ampliar su radio de impacto. Ya sea mera estrategia de imagen o un verdadero propósito de contribuir al cambio social, lo cierto es que la investigación y la promoción desde las empresas están siendo prolíficas.

Investigación con fines sociales

En esta línea de RSC, Vodafone Foundation ha convocado los Mobile for Good Europe Awards, un concurso cuyo objetivo es premiar aplicaciones móviles para Android e iOS diseñadas para mejorar la calidad de vida de las personas y que generen un beneficio público. En el certamen, que cuenta con cuatro categorías: Salud, Educación, Accesibilidad y Servicios Públicos y que está dotado con 200.000 euros para las apps ganadoras, colaboran AGE Platform Europe, plataforma que trabaja a favor de los más de 150 millones europeos mayores de 50 años y el European Disability Forum, entidad que representa a más de 80 millones de personas con discapacidad en Europa.

No es fortuito que estas dos instituciones apoyen una iniciativa de este perfil social. Son las personas mayores y las que tienen algún tipo de discapacidad quienes se enfrentan a más dificultades durante el uso de las aplicaciones móviles. Respecto a esto, de nuevo la Fundación Vodafone junto a la Universitat Abat Oliba (UAO) ha concluido recientemente la primera fase de un proyecto conjunto de investigación sobre la ‘Usabilidad y accesibilidad de teléfonos inteligentes para personas mayores’. El análisis se ha basado en técnicas cuantitativas y cualitativas con ‘focus groups’ desarrollados por la universidad y se ha enfocado tanto hacia el uso de smartphones como de tabletas. Ya en estas primeras pruebas se han localizado barreras como el uso de la pantalla de bloqueo inicial y la necesidad de traducir algunas aplicaciones.

Aplicaciones al servicio del ciudadano

¿Se puede hablar también de un uso social de las aplicaciones móviles? Parece que sí. Como muestra, la nueva iniciativa del  Ministerio del Interior para poner en contacto a ciudadanos y fuerzas  de seguridad, una app que lleva por nombre Sistema de Movilidad de Alertas de Seguridad Ciudadana (SIMASC). Por medio de ella se podrá alertar a la Policía y la Guardia Civil y facilitar imágenes o vídeos de hechos delictivos y otros incidentes de la manera más instantánea y directa. Aunque aún no se conoce para qué plataformas estará disponible, sí hay información sobre algunas de sus prestaciones, como la opción de ayuda para personas con discapacidad auditiva, un sistema de alertas en varios idiomas especialmente interesante para turistas, otro sistema de alerta temprana si desaparece un menor e incluso un apartado para las víctimas de la violencia de género.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.