Mobile

Cómo la lluvia ha podido con el iPhone 5

Sentada en la cafetería Patatín Company, donde me había refugiado con desesperación tras recorrer la calle Fuencarral y tras darme cuenta de que llovía tanto dentro de mi paraguas como fuera de él, reflexionaba sobre quiénes podían haberse lanzado esta mañana a ser los primeros en hacerse con el iPhone 5 en Madrid: Hay que ser muy fan de Apple (o periodistas especializada en tecnología) para lanzarse en medio del diluvio universal para conseguir un modelo del esperado smartphone de los de Cupertino. En la primera mañana del iPhone 5 en el mercado español, al menos en el centro de Madrid, los fanboys eran escasos.

Las colas del iPhone 5 de la noche, cuando Orange y Vodafone abrieron tiendas para recibir al dispositivo, no se repitieron esta mañana. La calle Fuencarral, que cuenta con un reseller de Apple (en el que había mucha tranquilidad: ellos no tienen el iPhone a la venta y a las diez de la mañana estaban despachando un iPad) y con varias tiendas de las operadoras de Telefonía, no mostraban un gran movimiento relacionado con el iPhone. Lo único que había realmente en la calle Fuencarral eran carreras para conseguir resguardarse de la lluvia.

Al final de la calle, haciendo esquina con Gran Vía, está la flagship store de Movistar, uno de los habituales puntos de colas y esperas para hacerse con las diferentes versiones de los terminales de Apple. Telefónica no abrió esta medianoche su tienda bandera. Según explican desde la operadora, cuando abrieron esta mañana sí había “gente en la puerta” aunque, sorprendentemente o no, el lanzamiento que más expectativas está despertando es el de Movistar Fusión, su nuevo paquete tarifario.

Entre el 60 y el 80% de los clientes que pasan por la tienda de Telefónica en Gran Vía 28 preguntan por estas nuevas tarifas, según nos explica Teresa Criado, la gerente de la tienda. Fusión ha despertado “mucha expectativa” desde que el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilperez, lo anunciaba hace unas dos semanas. Movistar Fusión no arrancará hasta el 1 de octubre y muchos clientes, indica, están esperando a su llegada. Con esta nueva tarifa mantener el terminal saldrá más barato. La tarifa será más barata que la actual (Fusión mete en un mismo paquete todos los servicios a partir de 49 euros) y las condiciones de financiación también serán mejores.

Aunque, en general, el iPhone “se vende bastante”. Una persona al entrar en la flasghip store estaba jugueteando con el terminal; media docena lo hacía al salir. Criado nos confirma que siempre hay stock de iPhone en la tienda y que las ventas se van manteniendo. Ya con el iPhone 4S más que grandes avalanchas en un primer momento lo que hubo fue un goteo de clientes que se mantuvo constante a por el teléfono.  Con el iPhone 5 sucederá lo mismo.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico