Mobile

LG G Watch, la primera generación Android Wear en tu muñeca

LG GWatch22
Escrito por Daniel de Blas

En TICbeat hemos podido pasar ya una temporada utilizando el reloj inteligente LG G Watch, que nos da una buena idea de lo que puedes esperar a día de hoy de esta primera generación de vestibles Android Wear.

En el mes de marzo, cuando ya hacía tiempo que empezaban a multiplicarse los relojes “inteligentes”, Google anunciaba su sistema operativo Android Wear, especialmente creado para dispositivos vestibles y completamente integrado con el Android que funciona en teléfonos y tabletas. Hace más o menos un mes, ya están en el mercado los primeros relojes con Android Wear y en TICbeat hemos podido pasar ya una temporada utilizando el LG G Watch, que LG ha lanzado en parte como complemento para su smartphone LG G3, y que nos da una buena idea de lo que puedes esperar a día de hoy de esta primera generación de vestibles Android Wear.

LG GWatch19

Por fuera

El reloj de LG es un dispositivo con un diseño sencillo, pero su estética se aparta de la de un reloj clásico y deja claro que es un reloj deportivo o tecnológico. La caja parece construida en metal, pero la tapa inferior es toda de plástico y la correa es de goma muy suave (esta correa se puede sustituir por cualquier otra que desees de ese tamaño para personalizar tu reloj, por ejemplo con una correa de piel o de tela que le den un aspecto más convencional). En cualquier caso, el modelo probado, totalmente en color negro tiene un tono muy masculino, aunque LG ofrece también una versión con la caja en color dorado y con correa blanca (el frontal de la pantalla es también de color negro) orientado al público femenino o quienes simplemente quieran apartarse del modelo completamente negro.

LG GWatch21

El tamaño (38 x 46 mm) es muy razonable y aunque es un reloj grueso (9,9 mm) no lo es más que muchos relojes con movimiento automático, y es muy cómodo de llevar. El frontal es completamente negro cuando el reloj está apagado y no tiene ningún botón físico, lo que también contribuye a esta comodidad, ya que el manejo se ha resuelto usando únicamente la pantalla táctil.

En lo que respecta a la carga, el reloj cuenta con una base magnética a la que hay que acoplar el reloj y este se carga con unos terminales o contactos visibles en la parte inferior de la caja. Así, el reloj se encuentra totalmente sellado y es sumergible hasta un metro de profundidad durante 30 minutos (con un índice de protección IP67), aunque el fabricante recomienda que no lo uses para nadar y tampoco debes sumergirlo en agua salada. De este modo, puedes llevarlo con seguridad en condiciones como bajo la lluvia o usarlo mientras te duchas o lavas los platos, pero debes quitártelo si vas a la piscina, lo que es una pena porque es uno de los lugares en los que podría ser interesante tener a mano las notificaciones del teléfono.

LG GWatch07

La pantalla del G Watch tiene forma cuadrada (aunque ahora parece que viene la moda de los relojes con pantalla circular) y tiene un panel IPS con una resolución de 280 x 280 píxeles. La calidad de la pantalla es excelente, aunque no llega a la densidad de píxeles de las pantallas de un smartphone de gama alta, tiene un gran brillo y contraste y se ve bien en condiciones de mucha luminosidad en exteriores, aunque a la luz del sol la visibilidad es tan baja como la de cualquier smartphone. La pantalla se puede dejar en un modo “siempre encendido” en la que muestra siempre la hora y la fecha como un reloj normal o hacer que sólo se active la tocar la pantalla o al recibir una notificación. Además, el reloj tiene también un vibrador para transmitir los avisos como las notificaciones, las llamadas entrantes o las alarmas que actives, pero no tiene sonido alguno, lo que hace que los avisos sean muy discretos (algo que normalmente es de agradecer), aunque nos hubiese gustado contar con unas mínimas capacidades sonoras.

LG GWatch06

En la práctica

El manejo del G Watch es bastante intuitivo una vez que entiendes su funcionamiento y qué es lo que (a día de hoy) puede hacerse con un reloj Android Wear. Lo primero que debes hacer es instalar Android Wear en el teléfono y emparejar el reloj. A partir de entonces ya recibirás las notificaciones fundamentales, y tan sólo te restará revisar la actualización de algunas aplicaciones habituales ya que muchas de ellas como WhatsApp se han renovado o han lanzado versiones beta que añaden compatibilidad con Android Wear. También es posible que tengas que cambiar los programas que usas habitualmente, como por ejemplo el de la cámara o el que usas para hacer deporte, para utilizar uno compatible con Android Wear y sacar así provecho del reloj.

LG GWatch02

Por otro lado, para que funcionen las órdenes de voz deberás asegurarte de que tienes activado el acceso a tu agenda para Google Now. Así podrás llevar a cabo acciones desde el smartwatch que tengan que ver con tus contactos, como enviar un mensaje de texto o realizar una llamada (aunque en este caso el reloj no actúa como manos libres, puede servirte para, por ejemplo, cuando tienes el móvil en el asiento del coche ya que activa el altavoz de éste).

LG GWatch01

En nuestra experiencia con el G Watch, el reloj resulta muy útil ya que, una vez que te acostumbras a ver las notificaciones en él, puedes dejar de estar siempre pendiente del teléfono. Lo curioso del reloj es que, por un lado te hace darte cuenta de lo esclavo que eres del teléfono y te permite en cierto modo liberarte: ya no tienes que llevarlo por la mano en la calle, ponerlo a mano en el coche o tenerlo en la mesa mientras cenas. Sin embargo, lo paradójico es que liberarte de la esclavitud del móvil significa hacerte en parte también esclavo del reloj, ya que aunque tiene autonomía para funcionar durante un par de días, no deja de ser otro dispositivo que tienes que recordar conectar a su base para cargarlo, lo que supone también que en ocasiones te lo vas a dejar olvidado. Otro problema es que la conexión con el smartphone, mediante Bluetooth 4.0, tiene un rango de hasta 10 metros, pero en la práctica comprobarás con que a veces basta que salgas de la habitación en la que tienes el teléfono para que se pierda el enlace y con ello la mayor parte de la utilidad del reloj.

LG GWatch03

Como decimos, los relojes Android Wear como el LG G Watch sirven para ver la información fundamental del smartphone, como los mensajes de correo, de tus redes sociales o de programas como WhatsApp. Además, en determinadas tareas verás como el reloj automáticamente complementa lo que estás haciendo en el teléfono. Así, si estás viajando en una ruta con Google Maps, el reloj te mostrará la indicación de la próxima maniobra por si te viene mejor mirarla en el reloj que en el smartphone, y del mismo modo, si inicias la reproducción de música en Google Music u otra aplicación compatible, verás como el reloj te indica que puedes controlar la música desde él.

LG GWatch10

A sus órdenes… o casi

Sin embargo, el corazón de estos relojes es la tecnología de Google Now, de manera que puedes llevar a cabo acciones mediante órdenes de voz como crear un recordatorio, iniciar una llamada, dictar un mensaje, crear una ruta de navegación a un lugar o buscar algo en Internet. El problema es que por alguna razón, muchas veces, al tratar de dar una orden de voz el sistema se desconecta o no funciona, lo que termina siendo frustrante, más todavía que al hacerlo con Google Now directamente en el teléfono.

LG GWatch05

Por otro lado, Android Wear ha confiado tanto en su control por voz que no ha desarrollado una interfaz “normal” para usar el smartwatch, más allá de los gestos para ver o cerrar las notificaciones o para el control contextual de las aplicaciones del smartphone (por ejemplo para controlar la reproducción de música). Así, por ejemplo, si estás reproduciendo música en el teléfono puedes controlarla desde el reloj, pero si quisieras poner música con el reloj, tan solo puedes hacerlo con una orden de voz (que a día de hoy Google Now no reconoce), cuando no sería muy complicado tener una interfaz más “convencional” en una pantalla tan reducida, como han demostrado Apple con sus iPod nano o la propia Samsung con sus relojes basados en Tizen.

LG GWatch04

 

Por suerte, Android es un sistema lo bastante abierto como para que empiecen a estar ya disponibles programas que suplen esta carencia y sirven como una lanzadera para aplicaciones. Del mismo modo, también empiezan a aparecer en la tienda Google Play muchas aplicaciones para el reloj y ya tiene desde las que te permiten personalizar la esfera, hasta aplicaciones para tomar notas, un mini navegador GPS…

LG GWatch09

Conclusión

Android Wear (o los relojes Android Wear) es una tecnología realmente prometedora y genial para las personas que disfruten con los “gadgets”, pero que claramente necesita todavía evolucionar para que la adopte el público en general. Si investigas un poco las aplicaciones que tienen soporte para Android Wear y eres un poco paciente con las limitaciones del dispositivo como la autonomía, la conectividad o la fiabilidad del control mediante voz, es un “gadget” que da gusto llevar en la muñeca y que es también interesante porque cada día descubres una app o una utilidad nueva para la que puedes emplearlo. Por otro lado, como decimos, se trata de una tecnología que está dando sus primeros pasos, lo que puede provocar cierta frustración cuando descubres que tiene carencias realmente obvias como la mencionada interfaz básica.

LG GWatch14

Así, en definitiva, si bien es cierto que su utilidad más básica, la de las notificaciones funciona nada más poner en marcha el reloj y permite en muchas situaciones dejar de estar pendiente del teléfono, no nos parece que el público medio que hoy disfruta con un smartphone esté dispuesto a desembolsar cerca de 200 euros por un dispositivo que tendrán que aprender a aprovechar y que no hace nada, de momento, que su teléfono no pueda hacer y que además tienes que recordar llevar puesto, cargado y conectado.

 

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).