Mobile

La Caixa se sube al carro del cobro con tarjeta a través del smartphone

Escrito por Esther Macías

La Caixa desarrolla una aplicación para facilitar a pequeños comerciantes y autónomos el cobro con tarjeta vía smartphone. La iniciativa se suma a los proyectos de iZettle y Sumup, apoyados por el Banco Santander y BBVA, respectivamente

La Caixa se sube al carro del cobro con tarjeta a través del smartphone mediante una tecnología que funciona como una suerte de TPV móvil. Comercia Global Payments, la joint venture entre Global Payments y CaixaBank, ha sido la encargada de desarrollar el proyecto para la compañía financiera.

La iniciativa se dirige sobre todo a los pequeños comerciantes y trabajadores autónomos que realizan su trabajo en casa de los clientes, ofreciendo, por ejemplo, servicios de reparaciones, negocios de venta a domicilio, taxis, ferias de artesanía, etc. Lo que les permitirá esta tecnología será poder cobrar con su smartphone sin necesidad de tener contratado el TPV tradicional, de un coste mucho más elevado.

Cómo se utiliza

Lo primero que tiene que hacer el cliente de esta aplicación, llamada ComerciaESP2, es descargársela en su smartphone. La aplicación es gratuita aunque de momento solo está disponible para Android (en breve, aseguran sus responsables, lo estará para iOS, la plataforma de Apple). Además, necesita un pequeño lector de tarjetas que proporciona Comercia Global Payments. Es allí donde tendrá que insertar la tarjeta y donde el cliente tendrá que teclear el código PIN.

Para realizar el cobro el usuario deberá introducir en la aplicación el importe que se va a cobrar, posteriormente tendrá que meter la tarjeta del cliente en el lector, que estará conectado al smartphone por Bluetooth, y que este último teclee el código PIN o firme la operación. El tique de compra se envía directamente al cliente por correo electrónico o SMS. La aplicación también permite a los comercios tener todas las referencias de su catálogo comercial en su móvil.

Una alternativa más en un mercado creciente

Aunque ésta es la primera aplicación de este tipo desarrollada íntegramente en el seno de una entidad financiera, en el mercado existen ya plataformas similares financiadas, de hecho, por grandes bancos. Sin ir más lejos, apoyada por el Banco Santander, destaca iZettle. La firma, de origen sueco, llegó en España a mediados de diciembre de 2012 y consiguió el pasado mes de junio que la entidad de Emilio Botín inyectara 5 millones de euros en la plataforma que, además, sigue expandiéndose en todo el mundo: el último mercado en el que ha aterrizado es en el brasileño.

Sumup, que aterrizó en noviembre de 2012 en el mercado español es otro competidor que ofrece un servicio similar. El servicio se ha convertido en una apuesta de otro de los grandes bancos españoles, en este caso el Grupo BBVA, que entró el pasado mes de julio, a través de su proyecto de inversión en startups de servicios financieros BBVA Ventures, en el capital de la empresa alemana.

 No obstante, la idea de usar el smartphone como TPV se remonta a hace tres años y su promotora fue la firma americana Square, fundada por el creador de Twitter. Aunque se oyen desde hace tiempo rumores de la llegada de Square a Europa, de momento el desembarco no se ha producido. El sistema de tarjetas, muy diferente, y la encriptación que éstas usan en Europa respecto a Estados Unidos, es uno de los motivos que pueden estar frenando a la compañía a expandirse al Viejo Continente.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.