Mobile

Así son las cámaras del iPhone 5S

Escrito por Daniel de Blas

El iPhone se ha ido convirtiendo en los últimos años en “la cámara” de fotos y vídeo más extendida del planeta. Te mostramos en detalle las mejoras “más allá de los megapíxeles” que Apple ha incorporado en su iPhone 5S para seguir siendo una de las mejores cámaras integradas en un smartphone.

El iPhone 5S es el smartphone más avanzado de Apple y uno de los más potentes y lujosos del mercado. Pero además, el iPhone se ha ido convirtiendo en los últimos años en “la cámara” de fotos y vídeo más extendida del planeta. Sin embargo, con la llegada de los nuevos móviles con supercámara, como el Lumia 1020 o el Sony Xperia Z1, los avances en la cámara del iPhone 5S (que mantiene la misma resolución del modelo anterior), parecen más bien discretos, lo que en teoría pondría al móvil de Apple muy por debajo de sus competidores en este terreno. Sin embargo, el iPhone 5S tiene algunos “ases en la manga” que pueden hacerte cambiar de opinión, de manera que vamos tratar de revisar esas mejoras “más allá de los megapíxeles” que Apple ha incorporado en su iPhone para seguir siendo una de las mejores cámaras integradas en un smartphone.

La cámara frontal

Es la cámara que menos se suele valorar del smartphone, pero es la que normalmente vas a usar en autorretratos o en llamadas de vídeo. Por eso, resulta frustrante cuando vas a usar un smartphone en una de estas situaciones y sólo tienes una imagen pixelada, oscura y llena de ruido. Apple se ha esforzado por ello en “adecentar” su cámara frontal FaceTime HD con un sensor de 1,2 MP con retroiluminación, con un mayor tamaño de píxeles y mayor sensibilidad.

 

 

Como es habitual, el gran ángulo de visión de esta cámara hace que siempre salgan los rostros algo distorsionados si tienes la cámara muy cerca (algo habitual en la cámara frontal de un smartphone). Sin embargo, la cámara frontal del iPhone 5S ofrece una imagen muy equilibrada, y de una calidad ligeramente superior a la del modelo anterior. Se nota que tiene menos ruido cuando hay poca luz, ofrece tonos más suaves con luces menos quemadas cuando hay contrastes fuerte y también algo más de detalle. No obstante, es algo que para distinguirlo tienes que ver con dos iPhone al tiempo. Por supuesto, como vamos a ver, con sólo 1,2 MP de resolución y con lentes mucho más sencillas (esta cámara es de foco fijo), hay un abismo de calidad con respecto a la cámara posterior.

 

La cámara posterior

Una de las “decepciones” que muchos hemos tenido (aunque ya era un dato que se rumoreaba desde antes de que se presentase el nuevo iPhone 5S) es que Apple no ha incrementado la resolución del sensor de la cámara del teléfono, que se mantiene en 8 MP en lugar de los 12 MP que se esperaban en un principio. Otros competidores como el Samsung Galaxy S4, que ya lleva bastante tiempo en el mercado, cuentan con sensor de 12 MP, y los últimos smartphones de Sony como el Xperia Z1 o el Lumia 1020 cuentan con sensores de 20 y 40 MP, respectivamente.

Por supuesto, la resolución del sensor no indica ni mucho menos la calidad de imagen que produce una cámara y parece que Apple ha buscado un sensor más sensible y con un mayor tamaño de pixel que ofrezca mejores resultados con poca luz en lugar de un sensor con más resolución. Además, Apple ha mejorado ligeramente las lentes de la cámara (otro de los factores que más impacto tiene en la calidad de imagen), ha añadido un doble flash LED con dos colores para mejorar el tono de las fotos con flash y ha revisado la electrónica para sacarle más partido tanto en fotos como en vídeo.

Mejora apreciable, pero no espectacular

En nuestras pruebas, hemos podido comprobar que, con la misma resolución, la cámara del nuevo iPhone 5S da un balance de color más real (en el iPhone 5, a veces las imágenes tenían un cierto tono verdoso) y mejora los detalles en las zonas oscuras y de luces (hay menos zonas donde se quede subexpuesto o quemado). Asimismo, la cámara responde muy rápido y pulsando y manteniendo el botón de disparo, el iPhone captura una ráfaga de imágenes, para posteriormente elegir la mejor de entre las sugeridas o entre toda la ráfaga.

 

 

Un elemento muy interesante es también el doble flash LED, que además de ampliar la potencia de luz que puede producir, es capaz de adaptar el color de la luz que emite a la luz de la escena. Así, se evita el terrible efecto de las fotos con flash en las que el primer plano sale con un tono totalmente distinto al de la escena. Las fotos con flash del iPhone 5S son así mucho más agradables ya que la luz de éste es mucho más sutil y está en concordancia con la de la escena.

 

 

Por otro lado, la interfaz de la cámara se ha hecho más fácil de utilizar. Simplemente deslizando accedes a los modos de vídeo, foto cuadrada, normal o panorámica. Además, tienes una sección de efectos en las que puedes hacer la foto en blanco y negro o con efectos de tipo Instagram. La ventaja de estos últimos es que, aunque lo veas al hacer la foto, después los puedes eliminar para volver a la foto normal. Y del mismo modo, puedes aplicar los efectos después de haber hecho la foto. Es de agradecer que Apple haya mantenido la sencillez de la interfaz de la cámara, ya que otros fabricantes, incluyen tantos modos difíciles de entender y poco prácticos a la larga, lo que hace que, al final optes por el “siempre automático”.

 

 

En general, en el aspecto fotográfico, el iPhone 5S es una mejora sutil con respecto al modelo anterior, algo que se nota mucho más en las fotos con flash o en condiciones de luz adversas, pero no hay desde luego ningún salto cuántico en calidad, ni en detalle. Otros smartphones de gama alta que hemos podido probar, como el Galaxy S4 hacen un peor trabajo cuando hay poca luz, pero en un exterior bien iluminado, su mayor resolución hace que obtengan imágenes con algo más de detalle, y las muestras que hemos visto de smartphones como el Lumia 1020 (aunque no las tomamos como pruebas propias) nos hacen prever que ofrecen también más detalle que el iPhone 5S.

 

Vídeo

En el terreno del vídeo, sí hay un par de cambios importantes en la cámara del iPhone 5S. El más llamativo es la posibilidad de grabar películas a cámara lenta con 120 fotogramas por segundo, esto hace que al reproducir la película a la velocidad normal (es decir a 30 fotogramas), tengas una reproducción a cámara lenta suave y espectacular como la que puedes ver en retransmisiones deportivas o reportajes de naturaleza y deporte. Además, al reproducirlas en el iPhone, puedes decidir qué partes de la película se ralentizan lo que hace que se disfruten mucho al mostrarlas directamente en el móvil (normalmente, no toda la película es interesante a cámara lenta).

Lo que hubiese sido la guinda de esta función, es que se mantuviese la máxima resolución de la película (1.920 x 1.080) en lugar de los 1.280 x 720 de resolución a los que se recogen las películas a cámara lenta. Otro detalle que se ha añadido en la grabación de vídeo es una estabilización electrónica realmente eficaz, tanto que a veces parece que tomas grabadas a mano están grabadas con trípode o con un estabilizador tipo steadycam. Otros móviles integran directamente estabilizadores ópticos, como el Lumia 1020, pero esto suele tener como consecuencia un mayor tamaño del módulo de la cámara, algo que Apple no se puede permitir en el ultradelgado diseño del iPhone.

 

 

Por último, otra novedad es que ahora, gracias a iOS7, puedes hacer un zoom de hasta tres aumentos en la grabación de vídeo sin que haya una gran pérdida de calidad (al menos en los aumentos pequeños), lo que resulta muy llamativo porque lo habitual es que el zoom digital en vídeo degrade mucho la nitidez y se perciba con mucha claridad el pixelado (esta función también se añade al iPhone 5 cuando instalas iOS 7 y al nuevo iPhone 5C).

Sonido

Por lo que respecta al sonido, en la grabación de audio o vídeo, no hemos notado diferencia alguna entre el iPhone 5 y el 5S, aunque hay que decir que la calidad de grabación e sonido “al aire” es realmente buena. A volúmenes de sonido muy elevados, los micrófonos se llegan a saturar generando algo de distorsión, aunque esto es también debido a que la cámara de vídeo del iPhone no permite ajustar la sensibilidad del micrófono. Quizá estaría bien que Apple introdujese algún mecanismo automático, como tienen muchas cámaras de vídeo y algunos smartphone como los Lumia, mediante un limitador que mejore el sonido en situaciones en las que el nivel de sonido es muy elevado.

En el vídeo que puedes ver a continuación hemos compilado algunas grabaciones realizadas con el iPhone 5S, en las que puedes apreciar la calidad que obtiene el iPhone 5S (en la medida en la que lo permite YouTube). Todas las tomas están grabadas con el iPhone en la mano, sin ningún tipo de trípode o estabilizador sin tomar ninguna precaución especial. En las tomas de los músicos de rock en interiores, como se puede entender el volumen de sonido es muy elevado al estar muy cerca de los altavoces. En el vídeo también se puede apreciar el buen trabajo que hace el iPhone en condiciones de muy poca luz y el efecto de las tomas grabadas a cámara lenta.

 

 

Conclusión

En la cámara del iPhone 5S sí puede decirse que hay un avance en calidad y sobre todo, lo que ofrece son soluciones muy interesantes como el doble flash de dos colores, el zoom en el vídeo o la espectacular cámara lenta. Sin embargo, Apple debería haber intentado por todos los medios mejorar más la cámara del iPhone 5S, quizá con un sensor mayor y de más resolución y, por qué no, con la posibilidad de que el vídeo a cámara lenta fuese en Full HD y un estabilizador óptico. Quizá eso sería convertir al iPhone casi en una cámara, pero si tienes en cuenta lo que están ofreciendo otros smartphones como el Lumia 1020, con sus lentes Zeiss y sus 40 MP, el Xperia Z1 con 20 MP o los phablets de gama alta como el Note 3, que es capaz de grabar vídeo 4K; la verdad es que no se puede decir que el iPhone 5S sea hoy el mejor “móvil cámara” del mercado. Sin duda es una muy buena cámara para un teléfono, y es sensiblemente superior a la del iPhone 5, pero no hemos quedado con ganas de “un poco más” para poder decir que el smartphone de Apple compite cara a cara con los móviles con supercámara.

 

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).