Mobile

iPhone cumple siete años: algunas hazañas

Siete años de iPhone: algunas hazañas
Escrito por Redacción TICbeat

Una lista de hitos de la “iPhone-manía”, una fiebre por la telefonía móvil inteligente que tan solo Apple ha conseguido despertar en estos siete años.

Cuando Apple lanzó el primer iPhone, en 2007, el mercado de los smartphones estaba dominado por las ahora denostadas Blackberry, con sus pequeños teclados físicos. En cambio, hoy, cuando se cumplen siete años del lanzamiento del teléfono inteligente de Apple, prácticamente todos los teléfonos del mercado quieren parecerse a él: táctiles, planos, con una pantalla que ocupe lo máximo posible y apenas un par de botones imprescindibles para el usuario.

Es solo una muestra de lo que el lanzamiento del iPhone supuso, no solo para el mercado de los dispositivos móviles, sino también para las aspiraciones de todos los consumidores. Ellos mejor que nadie, más allá de sus simpatías o reticencias hacia Apple y de si poseen o no un iPhone, tienen muy claro que éste ha sido y es una referencia en cuanto a calidad y diseño, además de un agente decisivo en la definición de la agenda setting de la tecnología.

La inspiración de sus rivales

El primer teléfono móvil comercializado con Android, el HTC Dream, salió a la venta en octubre de 2008, unos cuantos meses después que el primer iPhone. El sistema operativo de Google se reveló entonces como el gran rival de Apple que hoy es, y no solo él, sino también fabricantes de hardware, como Samsung, que, con su línea Galaxy ha conseguido convertirse en la marca de uno de cada tres smartphones en el mundo. Su alta penetración en el mercado y sus precios son síntomas de la menor competitividad de Apple; sin embargo, si se bucea un poco en la hemeroteca, las constantes batallas legales por patentes entre la compañía y la estadounidense muestran que Samsung no habría llegado donde está si no hubiese tomado a iPhone como motor de su inspiración. Es más, ahora, cuando el fabricante coreano ha reconocido que ha registrado su primera caída en los beneficios en más de dos años, su vicepresidente ejecutivo ha anunciado que el próximo lanzamiento, el Galaxy S5, será un teléfono de gama alta inspirado (eso parece) en el iPhone 5S.

Obama quiere un iPhone

Ningún otra marca de smartphone se ha posado, por ejemplo, con el mismo tono lastimero que lo hizo iPhone en los labios del presidente estadounidense Barack Obama, cuando éste confesó recientemente que su equipo de seguridad le obligaba a usar una BlackBerry para comunicarse, por las mejores características de privacidad de ésta. Gracias a las subvenciones de las operadoras telefónicas, Apple domina el mercado estadounidense.

Más que un teléfono, un complemento

De todos los avances e hitos logrados por Apple en estos siete años de historia de iPhone, probablemente, el más heroico sea el menos tecnológico de todos ellos: ha convertido su teléfono en un objeto de deseo. La amplia gama de colores de los nuevos iPhone 5s y 5c, que incluye el cotizadísimo modelo dorado, así lo confirma. Además, quienes se burlaban de los propietarios de los iPhone, acusándolos de manejar el dispositivo más como un complemento de moda que como un teléfono, supieron que estaban en lo cierto cuando Apple fichó, el pasado octubre, a Angela Ahrendts, hasta ahora CEO de la firma de ropa Burberry, como vicepresidenta sénior del departamento de tiendas, e hizo lo mismo con Paul Deneve, ex CEO de Yves Saint-Laurent, como responsable de proyectos especiales.

Eternas colas de fans

El pasado 20 de septiembre Apple volvió a demostrar que, casi siete años después de la comercialización de su primer iPhone, éste continuaba generando la expectación suficiente como para llenar las calles de Nueva York de homeless por una noche: todos esos fans de Apple capaces de pasar la noche a la intemperie con tal de hacerse con su iPhone 5S en dorado. Algunos llegaron a esperar ocho días en la fila, y otros aprovecharon la ocasión para hacer negocio, sustituyendo a quienes no podían hacer cola y cobrándoles por horas, como refleja este corto documental de Cassey NeistatGabriel Nussbaum y Jack Coyne. En su primer fin de semana en el mercado estadounidense, se vendieron nueve millones de unidades del iPhone 5S y el 5C.

Un reto para los hackers

Muchos jailbreaks han llovido desde que los piratas se esforzaron por hackear, en 2007, los iPhones y permitir, así, que se utilizaran con cualquier operador. Pero lo que está claro es que el último iPhone y el último iOS constituyen siempre un apetecible desafío para los hackers, deseosos de vulnerar el blindado sistema operativo de Apple. Tras el lanzamiento del iPhone 5S, una web convocó una campaña en la que animaba, mediante una recompensa de 16.000 dólares, a los piratas a hackear Touch ID, el software que este último modelo incorporaba para bloquear y desbloquear la pantalla mediante el escaneo de la huella dactilar de su propietario. Nadie hackea blogs con pocas visitas; este asedio deja de ser otra prueba de la relevancia de iPhone.

Un teléfono que se “reencarna”

Es tal la cantidad de residuos que los iPhone que se rompen o dejan de funcionar generan que ya hay quien se ha puesto manos a la obra en la tarea de reciclarlos. Chris Koerner tomó conciencia de ello cuando trabajó en una tienda reparando iPhones estropeados, y decidió emprender un proyecto de reciclaje que convierte las piezas de los teléfonos de Apple desechados en pulseras, pendientes, marcos de fotos y toda clase de objetos decorativos. Muchos ya han denunciado que algunos de los componentes de los iPhone, como su pantalla, por ejemplo, son altamente contaminantes por las dosis de mercurio que contienen. Koerner reunió 20.000 piezas y se puso manos a la obra en lo que cree que siempre será un negocio sostenible, porque siempre habrá usuarios a los que se les resbale el iPhone de las manos y se les rompa.

Foto cc: c.ronnie

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.