Mobile

Instagramers, el rincón real de los usuarios de Instagram

instagramersEl éxito de Instagram entre sus usuarios ha hecho posible la creación de una comunidad paralela, que organiza eventos y programa reuniones con el objetivo de compartir su entusiasmo por la aplicación. Además Instagramers ha nacido en España. Su creador Phil González nos explica cómo funciona esta red que recientemente celebró su primer congreso en la localidad de Torrevieja.

phil gonzalez instagramersCreada en enero de 2011, Instagramers define la red social de fotografía en torno a la que surge con el eslogan “Instagram es como Twitter pero con fotos”. Phil González describe su comunidad como  “la única red de fans organizada y creada alrededor de una app móvil”. “Es una red de grupos que se reúnen para conocerse, montar proyectos juntos, organizar concursos y exposiciones y en definitiva, pasarlo bien con una pasión en común, Instagram”, añade.

Instagramers surgió cuando Instagram aún no se había expandido tanto como lo haría en el año siguiente. Si la red social de fotografía comenzó su andadura en octubre de 2010, apenas pasaron cuatro meses para que se formara la comunidad que la apoya. González hace hincapié en las carencias con las que apareció la aplicación. “Faltaba tanta información alrededor de la app (la start up no contaba ni con blog propio, ni con helpdesk, ni tutoriales básicos) que lancé un blog para ayudar a los usuarios a sacarle el máximo provecho a la aplicación. Busqué un nombre internacional y evocador. Instagramers. Y empecé a escribir todas las noches en mi casa”, explica.

Enlazando el mundo virtual con el real

González redactó tutoriales, los tradujo al inglés, entrevistó a usuarios reconocidos dentro de la red y potenció el blog ‘Instagramers’ rápidamente. “Un día @martaalonso, una chica de Barcelona con quién compartía una misma visión de lo que podría suponer la comunidad alrededor de la app, me propuso montar un grupo de Instagramers Barcelona para reunir a los fans. Luego vinieron los de Madrid, Londres, Milán y ahora ya son más de 280 grupos por el mundo. Hasta en la mismísima ciudad de San Francisco, cuna de Instagram, tenemos hoy 3 diferentes grupos”, asevera el creador.

Para González lo que le faltaba a Instagram – que también era parte importante en la base de su éxito – era el aspecto más social de una plataforma, que fomenta la interacción entre los usuarios. Instagramers está supliendo de alguna forma esta carencia. “Al final, organizamos lo que no supo organizar Instagram. Canalizamos esas ganas de vernos a través de  una red de ‘activistas’ locales que montan los encuentros de forma benévola”.

“La gente suele conocerse a través de Instagram y se crean unos vínculos personales tan fuertes con unas personas desconocidas que acaban queriendo conocerse y compartir cosas en directo”, explica González. A los encuentros que surgen de esta necesidad los han llamado InstaMeets.

“Tenemos un tag común llamado #igers con el cual etiquetamos las fotos de la forma siguiente #igersbcn #igersmadrid #igersmanila y que recopila más de 25 o 30 millones de fotos hoy. Tenemos encuentros de Igers y todo tipo de eventos, exposiciones y hasta viajes en grupos”, señala, puntualizando que los encuentros se producen casi todas las semanas, prácticamente casi todos los días.

El pasado mes de mayo Instagramers hizo algo especial. No sólo convocó un encuentro como venía haciendo desde hacía más de un año, sino que organizó conferencias y una exposición. Todo ello se terminó convirtiendo en un congreso que tuvo lugar en la localidad alicantina de Torrevieja. Más de 200 personas asistieron a la convocatoria, en la que se exploraron las posibilidades de la aplicación.

instagramers

¿Qué pasa con la compra de Facebook?

Instagram fue adquirida por Facebook el pasado mes de abril por 1.000 millones de dólares. Ante esta operación algunos usuarios de la aplicación se sintieron inquietos respecto a lo que pudiera pasar con la privacidad. González no se muestra preocupado: “Instagram tiene muy pocos datos personales nuestros. Ninguno que no quieras compartir. Tus fotos y los datos de tu cuenta ya estaban disponibles para más de 35 millones de usuarios que no conocíamos cuando lo compró Facebook. ¿Por qué habría que preocuparse en que lo vean unos cientos de millones más?” El principal problema que podría existir es un cambio en las políticas de privacidad “en letra pequeña” y sin informar.

“La compra de Facebook es totalmente estrátegica. No compras un software por 1.000 millones de dólares.  Lo que ha comprado Facebook es la mejor app de fotos y se ha protegido de Google, que estaba detrás del goloso invento”.

Instagram: fotografía también como ¿arte?, ¿testimonio?

Los usuarios utilizan Instagram para compartir algo que han visto o una idea visualmente desarrollada. Pero el uso de esta aplicación también se extiende al ámbito creativo y al periodístico, incluso.

Instagram podría convertirse en el complemento ideal de Twitter a la hora de retransmitir la actualidad, los eventos, lo que ocurre a nuestro alrededor. Como se retransmitieron ya muchos momentos históricos por Twitter, Instagram convierte el mensaje aún más potente porque una imagen vale más que mil palabras”, indica González.

Una información visual conlleva una autoridad y veracidad superiores a un texto de 140 caracteres”, señala, acordándose de eventos que han marcado tendencia en este sentido, como las protestas del 15 M, las de Nueva York, el terremoto de Japón o el de Lorca.

En cuanto a la fotografía artística: “Realizar fotos con el móvil es un reto. Conseguir fotos que emitan sentimientos y puedan compartirse al segundo por todo el mundo es una nueva forma de arte y de exposición de obras”.

Volviendo puramente a Instagramers, cuando se le habla de un modelo de negocio Phil González se muestra desinteresado. “Me dicen muchos amigos que por qué no hacemos de todo esto un negocio, pero siempre he pensado que el día que esta comunidad tenga un tono ‘demasiado comercial’ o enfocada a un lucro económico evidente se irá a pique”, afirma. “. Digo siempre que los negocios de éxito del futuro deberán conllevar las ‘4HU’. Deberán ser ‘Humanas, Humildes, con sentido del Humor y con un toque de Humanitario’. Aquí el tema humanitario/benévolo ha sido la clave del éxito”, sentencia.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano