Mobile

Galaxy S6 y S6 Edge, así es la nueva propuesta en teléfonos ‘premium’ de Samsung

samsung-galaxy-S6
Escrito por Esther Macías

La firma surcoreana presenta en el marco del MWC 2015 su nuevo, o mejor dicho, nuevos buques insignias en smartphones para este año: Samsung Galaxy S6 y S6 Edge. La empresa anuncia también Samsung Pay, su propuesta para impulsar el pago móvil, basada en dos tecnologías NFC y MST, ésta última de LoopPay, su última compra.

Un año más Samsung arranca el MWC (o, mejor, dicho, se adelanta a la propia feria, que comienza mañana oficialmente) con un plato fuerte: la presentación de su buque insignia para este año 2015 que, en esta ocasión, llega en dos sabores: los modelos Galaxy S6 y S6 Edge. Se trata de dos terminales con los que Samsung se ha propuesto marcar diferencia y mejorar ostensiblemente la calidad de sus dispositivos bandera con el fin de mostrar su fortaleza tecnológica en un momento en el que la compañía, que lidera la cuota de mercado en smartphones, lo tiene cada vez más difícil, como lo demostró la caída en ventas y beneficios experimentada en 2014, causada fundamentalmente por un peor comportamiento de su negocio de terminales móviles, que genera la mitad de los ingresos de la compañía surcoreana.

“Hay empresas que apuestan por el diseño y otras por fabricar un buen smartphone desde el punto de vista de la ingeniería, pero la gente quiere ambas cosas: un buen smartphone con el mejor diseño, y eso es lo que hace Samsung”, afirmó JK Shin, presidente y consejero delegado de Samsung Electronics.

 

Teléfono con pantalla curva en los laterales Samsung Galaxy S6 Edge.

Teléfono con pantalla curva en los laterales Samsung Galaxy S6 Edge.

 

Dispositivos de aluminio que “no se doblarán”

Los dos nuevos terminales presentados en Barcelona, a diferencia de los Galaxy anteriores con acabado de plástico (aunque imitaban metal), están diseñados en aluminio de verdad en un intento de la compañía de mejorar de forma significativa la calidad del dispositivo y su resistencia, siguiendo la estela por la que otros fabricantes han apostado desde el principio como es el caso de Apple, aunque, en palabras de Younghee Lee, vicepresidenta de Marketing de la compañía, “el metal de estos dispositivos es un 50% más fuerte que el que se usa en otros smartphones de gama alta, así que no se doblarán”, aseveró, en alusión a la polémica generada respecto al iPhone 6, terminal que algunos usuarios señalaron haber doblado al llevarlo en el bolsillo trasero.

Los teléfonos –que llegarán al mercado a partir del 10 de abril de 2015 en distintos colores (blanco, negro, dorado, azul y, en el caso del Edge, también en verde) y capacidad de almacenamiento (32, 64 y 128 GB)– son similares a simple vista, aunque lo que más destaca es que mientras que el primero incorpora la tradicional pantalla plana, la del Edge se curva en los extremos, lo que recuerda a la que ya integra el Note Edge (aunque este último solo en un lado), uno de los últimos dispositivos presentados por la compañía surcoreana. Ambas pantallas son de 5,1 pulgadas Quad HD Super Amoled con mayor densidad de píxeles (tienen 577ppi). También mejora su. Tanto la pantalla como la carcasa están reforzadas con cristal Gorilla.

Batería integrada y carga inalámbrica

Ambos terminales están fabricados en un cuerpo indivisible, de modo que no puede extraerse la batería, una prestación que Samsung hasta ahora defendía a capa y espada frente a propuestas integradas como la de Apple con sus iPhone. No obstante, según Justin Denison, director de Estrategia de Producto y Marketing de Samsung América, la batería se ha mejorado y se le ha dotado de un sistema que permite cargar el dispositivo de forma inalámbrica y a gran velocidad: “En 10 minutos puedes cargar batería para 4 horas más. Carga mucho más rápido que el iPhone 6”, añadió, en una presentación en la que la comparación con Apple fue una tónica habitual, como sucede en los lanzamientos de producto de ambas compañías.

Denison aseveró además que la compañía ha incorporado otros elementos que mejoran el ahorro de batería. El propio procesador está pensado para ello. El chip es de factura Samsung; de hecho ambos terminales cuentan con el primer procesador móvil de 14nm sobre una plataforma 64-bits, un nuevo sistema de memoria RAM LPDDR4 (la memoria RAM es de 3 GB) y memoria flash UFS 2.0, “que ofrecen un rendimiento mayor y una velocidad de memoria mejorada con un consumo de energía bajo”.

Además, recuerdan desde la compañía, incorporan, el primer códec 1440P/VP9 que permite a los usuarios disfrutar de una gran velocidad al reproducir vídeos en streaming con un bajo consumo de energía.

Tecnología de imagen mejorada

Una de las prestaciones más mejoradas de ambos dispositivos respecto al modelo Galaxy S5 anterior es la tecnología de cámara. Ambos integran una cámara trasera de 16 megapíxeles y otra frontal de 5 megapíxeles, acompañadas de lentes F1.9 y sensores de alta resolución que solventan lo que, en palabras de Denison, es uno de los grandes retos de la fotografía con smartphone: “Sacar buenas fotos con poca luz”. Algo que se consigue con estos terminales, según el portavoz. Asimismo, el modo HDR en tiempo real, el estabilizador óptico (OIS) e IR Detect White Balance “crean una mayor sensibilidad de luz y una mayor nitidez de cámara”.

“Nunca una cámara delantera ha sido tan poderosa como ésta”, señaló Denison, poniendo como ejemplo imágenes capturadas con un iPhone 6 y un Galaxy S6. La comparación con Apple fue más allá llegando a mostrar grabaciones de vídeos con la cámara delantera con un iPhone 6 y un Galaxy S6 en los que claramente sale ganando el dispositivo de Samsung, al menos en los ejemplos expuestos por Denison.

Comparación realizada en la presentación de Samsung entre la calidad de los selfies realizados con poca luz con un iPhone 6 (imagen izda.) y un Galaxy S6.

Comparación realizada en la presentación de Samsung entre la calidad de los selfies realizados con poca luz con un iPhone 6 (imagen izda.) y un Galaxy S6.

A la cámara, por otro lado, se acceder de forma más fácil y rápida a través de una nueva función, llamada “Quick Launch”, que permite activar la cámara en menos 0,7 segundos pulsando dos veces el botón de ‘home’.

Pago móvil con Samsung Pay

Los dispositivos, al igual que los últimos modelos iPhone de Apple, están pensados para poder pagar con ellos. En el caso de Samsung, la compañía ha aprovechado su lanzamiento para dar a conocer Samsung Pay, su plataforma de pago móvil anunciada pocos días después de que se conociera que la surcoreana había comprado la empresa de pagos móviles LoopPay. Como explicó Davison, Samsung Pay se basa en tecnología NFC y MST (esta última la proporciona la empresa LoopPay), de forma que “permite el pago móvil a través de tarjeta de crédito, débito y NFC”.

El portavoz aseguró también que este servicio, que se lanzará en EEUU y Corea del Sur en verano y en Europa antes de que finalice el año, “será compatible con más comercios y establecimientos que ningún otro servicio de pago móvil”, en otra clara alusión a la plataforma Apple Pay (de su gran rival en el mercado de gama alta) de momento solo disponible en EEUU.

Desde la surcoreana defienden que su sistema del pago móvil es seguro porque se basa, además, en la tecnología de seguridad que brinda la plataforma KNOX, cuya última versión incorporan Galaxy S6 Y S& Edge. Para efectuar el pago es, además, preciso usar el lector de huella dactilar con el que vienen dotados ambos dispositivos (al igual que lo estaba el Galaxy S5 y el iPhone 6 de Apple).

 

Samsung aprovechó el lanzamiento de sus nuevos terminales para presentar Samsung Pay, su plataforma de pago móvil.

Samsung aprovechó el lanzamiento de sus nuevos terminales para presentar Samsung Pay, su plataforma de pago móvil.

 

En cuanto a conectividad, además de la tecnología NFC para el citado pago sin contacto, los terminales están preparados para la tecnología móvil 4G LTE y también permiten conectividad Bluetooth y wifi. Llevan, además, tecnología GPS. Ambos dispositivos corren sobre Android (versión 5.0.2).

Aunque el precio de los terminales no se ha desvelado los rumores apuntan a que éste oscilará entre los 700 y los 1.000 euros en el mercado libre.

Samsung, a pesar de la caída en ventas y beneficios experimentada en su último ejercicio, sigue siendo el mayor fabricante de smartphones global. Según los datos de IDC relativos a 2014 ostenta una cuota del 24,5% (inferior al 31% obtenida en 2013). En el ranking le sigue Apple, con un 14,8% (que también disminuyó algo su mercado frente al 15,1%, aunque logró beneficios récord con las buenas ventas de sus últimos modelos, el iPhone 6 y 6 Plus) y a mayor distancia Huawei (5,7% frente al 4,7% de 2013), Lenovo (5,4% frente al 4,5% del año anterior), y LG (4,6% respecto al 4,4% de 2013). En total, en 2014 se vendieron más de 1.300 millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo.

 

En este vídeo, Luis de la Peña, director de Marketing del Área de Movilidad de Samsung España, desgrana las novedades de los últimos terminales presentados por la compañía: Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.