Mobile

Flashiz trae a España su solución de pago por móvil

Escrito por Esther Macías

La entidad financiera de origen luxemburgués arranca tímidamente en España su oferta de soluciones de pago por móvil dirigidas a pequeños y grandes comercios.

El pago móvil está en auge. El exponencial crecimiento de soluciones de pago de diversa índole y tecnología es un hecho. Una de las últimas empresas que ha aterrizado en España para brindar soluciones de este tipo es Flashiz. Se trata de una entidad financiera de dinero electrónico que nació en Luxemburgo en 2011 y que ha ido expandiéndose a otros países como Francia y Bélgica y que , desde finales del pasado año, trabaja para establecerse en España. Juan José Alonso-Villalobos, CEO de la firma en nuestro país, explica a TICbeat que aunque el lanzamiento oficial de la compañía en España se ha realizado esta semana, el proyecto lleva gestándose desde el pasado mes de noviembre.

La ventaja del servicio de Flashiz radica en su carácter universal. “No somos una aplicación de pago móvil al uso ni un agregador de tarjetas, somos una entidad financiera que facilita el pago a través de cualquier smartphone (de Apple, Android o Blackberry) y que es totalmente independiente del banco con el que trabaje el usuario y de la operadora de comunicaciones con la que éste tenga contratados los servicios”.

Flashiz puede asociarse, por tanto, a cualquier tarjeta de crédito, cargarse mediante transferencia o recibir dinero directamente desde otra cuenta Flashiz. No es necesario que el smartphone del usuario tenga instalada ninguna tecnología específica (NFC) y, añade Alonso-Villalobos, “dado que no se guarda ningún dato en el teléfono, en el caso de que el cliente se quede sin batería, sin saldo o sin teléfono solo tiene que buscar otro smartphone para utilizar el servicio”.

Juan José Alonso-Villalobos, CEO de Flashiz.

Cómo funciona

El empleo de Flashiz es sencillo tanto para los consumidores finales como para los comercios que lo utilicen. Lo primero que el usuario debe hacer es crearse una cuenta en la web de Flashiz y descargarse la app en el teléfono móvil a través de las tiendas de aplicaciones de las diversas plataformas antes mencionadas. Es entonces cuando entra en juego la base de la app, la tecnología basada en códigos QR. El vendedor mostrará un código QR, se captura y se realiza el pago. El usuario puede cargar su cuenta a través de tarjeta de crédito, mediante transferencia bancaria o desde otra cuenta Flashiz.

Modelo de negocio

El modelo de negocio que sustenta el servicio es sencillo también. “Al usuario final no le cuesta nada. A quien sí le cuesta algo es al comercio“. Alonso-Villalobos asevera que el modelo es más sencillo y también algo más barato que el extendido en el mundo de las tarjetas de crédito. “Cobramos un porcentaje de comisión al comercio que va desde el 1,2% hasta el 0,6%, ya que se va reduciendo en función del volumen de uso”, explica.

De momento, Flashiz está lanzándose solo en Madrid. “Ahora estamos firmando acuerdos con los comercios. Nuestra idea es llegar primero a las grandes marcas. De momento trabajan con nosotros librerías como Topbooks, peluquerías como Ayala de Palma, tiendas de telefonía como Telecor y Lit, y ONG como Fhebi y World Vision, entre otros”.

Respecto a los usuarios del servicio, el responsable indican que aún son pocos. “Estamos empezando y no lo hemos promocionado aún; no nos preocupa ir poco a poco”. A pesar de ello, tiene fuertes expectativas para el servicio. La apuesta de la corporación por España se debe a que éste es el segundo mercado europeo (por detrás de Suecia) en penetración del mercado de smartphones y ya cuenta con 35 millones de usuarios móviles. El próximo 2014  Flashiz tiene también previsto desembarcar en Portugal.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.