Mobile

Uno de los ‘wearables’ más vendidos causa sarpullidos e irritaciones a algunos usuarios

Uno de los wearables más vendidos causa sarpullidos e irritaciones a algunos usuarios
Escrito por Redacción TICbeat

Fitbit se enfrenta a numerosas quejas de compradores de su brazalete ‘Force’, que describen ampollas, quemaduras y picazón en su muñeca.

Force, la misma muñequera gracias a la cual la compañía californiana Fitbit se convirtió, a finales de 2013, en líder del mercado de los dispositivos wearables básicos, le está trayendo algunos quebraderos de cabeza a sus creadores. Cada vez son más los clientes que denuncian, a través de la web de la empresa, los problemas de piel que les ha desencadenado llevar dicha muñequera.

El diario Wall Street Journal se ha hecho eco de varios mensajes publicados en los foros oficiales de Fitbit.com, en los que distintos usuarios denuncian la aparición de ampollas, sarpullidos, sequedades y picazones en sus muñecas tras llevar el brazalete Force, que se vende por 129 dólares y es capaz de medir la cantidad de pasos y escalones que se suben, así como cuántas calorías se queman y cuántas horas de nuestro día se pueden considerar “activas” en cuanto a ejercicio físico.

La compañía, que ya ha emitido un comunicado en el que se pronuncia respecto al asunto, define estas reacciones como dermatitis y alergias de contacto, como la que, por ejemplo, mucha gente padece al níquel, un componente presente en el brazalete ‘Force’. Sin embargo, algunos de los usuarios afectados, como Doug MacLeod, han declarado que se han sometido a pruebas de alergia para comprobar su tolerancia al níquel y los resultados de éstas han sido negativos. Desde Fitbit han explicado que se encuentran investigando las causas de estas reacciones, y que existen indicios de que éstas puedan deberse a un fallo en el proceso de fabricación.

Una de las consumidoras que se quejan explica que, tras siete semanas con Force en su muñeca, en ésta apareció una quemadura por la cual se ha tenido que someter a tratamiento médico y que tiene el aspecto de una herida de “un accidente industrial”. La afectada asegura que Fitbit le ha ofrecido una compensación financiera, de la cual no ha dado detalles, y que ella la ha rechazado porque considera que la única solución sensata es que ‘Force’ no se siga vendiendo.

En la mayoría de los testimonios publicados, las manchas e irritaciones desaparecen de la piel de los afectados cuando éstos dejan de llevar su brazalete Force.

Ahora, en la página de Amazon en la que se vende Force, aparece una advertencia que indica que la muñequera contiene níquel y que este puede ocasionar irritaciones cutáneas.

Foto cc:  robpegoraro

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.