Mobile

España, el cuarto país desarrollado del planeta con más penetración de ‘smartphones’

apps-smartphone
Escrito por Esther Macías

Un informe de Deloitte asevera que el 85% de los españoles cuentan ya con dispositivo móvil de telefonía, siendo el cuarto país del mundo con mayor penetración de smartphones, solo por detrás de Singapur, Corea del Sur y Noruega.

Un informe de Deloitte (“Consumo Móvil en España 2014. Revolución y evolución”) asevera que el 85% de los españoles cuentan ya con un dispositivo móvil de telefonía, siendo el cuarto país del mundo con mayor penetración de smartphones, solo por detrás de Singapur 89%), Corea del Sur (88%) y Noruega (87%). Esta cifra, indican desde la consultora, supone un incremento de 16 puntos porcentuales respecto a 2013, y el mayor crecimiento de penetración a partir de los 45 años.

El informe arroja, además, otras cifras curiosas. Por ejemplo que uno de cada cuatro adultos que tienen un smartphone afirman mirar su teléfono más de 50 veces al día. Claro que esta ‘obsesión’ por el teléfono inteligente varía en función de la edad: los consumidores de 18 a 24 años comprueban su teléfono 75,6 veces al día de media, de los que un 10% admiten hacerlo más de 100 veces. Las personas de 65 a 75 años, por su parte, miran su teléfono 23 veces al día de media, de los que un 31% lo hacen menos de 10 veces.

Los SMS, definitivamente muertos

El citado estudio pone de manifiesto una realidad de la que llevamos tiempo hablando: los SMS han pasado a mejor vida, sustituidos por los servicios de mensajería instantánea móvil (por ejemplo, el imbatible Whatsapp y sus principales competidores). En este apartado España también se ubica a la cabeza de los países desarrollados. De hecho, de éstos España es el único país en que el uso de mensajería instantánea sobrepasa, con más del doble de diferencia, la utilización de los mensajes de texto: en concreto el 77% de los usuarios de teléfonos móviles en España utilizan estos servicios de mensajería instantánea para comunicarse frente al 35% de las personas que reconocen enviar SMS semanalmente. Y otro dato destacable: el 89% de los consumidores entre 18 y 34 años utiliza estos servicios de forma frecuente.

Wifi, la forma preferida de conectarse a Internet

A pesar de los avances en las redes móviles de telecomunicaciones y de la expansión paulatina de la tecnología 4G, lo cierto es que los usuarios prefieren conectarse vía wifi, una predilección que no solo ocurre en España sino en el resto de países desarrollados, excepto en Finlandia y en Singapur, donde la adopción de 4G está muy avanzada.

En España casi el 60% de los consultados afirman utilizar wifi para conectarse a través de sus smartphones, frente al 40% que utilizan la red móvil. Además, solo el 13% de los encuestados mencionan la disponibilidad de 4G como una de las razones principales a tener en cuenta en la compra de su próximo dispositivo.

Caen las ‘apps’

Otro dato destacable del estudio es la caída en la descarga de las aplicaciones móviles en el último año. ¿Por qué? “Principalmente debido a que los usuarios ya tienen las aplicaciones que necesitan en sus smartphones y a que prefieren acceder a páginas web antes que descargarse una aplicación específica”, reza el informe. De hecho, si se excluye a aquellos consumidores que nunca han descargado una aplicación, la media mensual de descargas de aplicaciones ha caído de 2,9 en 2013 a 1,9 en 2014, y solamente una pequeña proporción (menos del 10%) de los consumidores hacen compras de pago.

En cuanto a la compra de aplicaciones, el 8% de los consumidores reconocen haber pagado por una suscripción a una tienda de apps o haber hecho una compra relacionada con aplicaciones de pago. El gasto mensual medio en aplicaciones es de 1,9 euros por propietario de smartphone. Los juegos y las suscripciones a películas y música en streaming son las fuentes de ingresos más importantes de las app stores.

El estudio dedica un apartado especial a las apps que están surgiendo para el pago móvil. Al respecto desde Deloitte indican que “los pagos móviles en tiendas están teniendo una implantación más lenta de lo esperado en España debido principalmente al poco desarrollo de las aplicaciones de pago vía móvil”. En este sentido hay que tener en cuenta que aunque hay aplicaciones que permiten hacer pagos sin contacto acercando el dispositivo con tecnología de Near Field Communication (NFC) a lectores sin contacto, se trata de una tecnología de la que carece buena parte del parque de móviles del mercado.

Por último, las transferencias vía móvil (en los últimos tiempos han surgido algunas apps para impulsarlas, por ejemplo Wizzo o Yaap Money) el negocio total creció el pasado año un 29%. “A pesar de esto, casi tres cuartos de los encuestados prefieren utilizar su banco para este tipo de actividades y solo el 12% de los usuarios han utilizado en algún momento su móvil para realizar una transferencia”, señala el informe.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.