Mobile

Enjoystr, el ‘Whatsapp’ español que aboga por la privacidad

Escrito por Esther Macías

Llega a España Enjoystr, la plataforma de mensajería instantánea que permite un control total sobre los mensajes y archivos que se envían, posibilitando su eliminación incluso en el terminal del receptor.

Seguro que todos los usuarios de las aplicaciones de mensajería instantánea del tipo de Whatsapp o Line muchas veces hubiéramos querido tener un mayor control de los textos e imágenes que enviamos. ¿Quién no se ha arrepentido alguna vez de enviar algo y le hubiera gustado poder borrarlo para no dejar huella? Ésta y otras características dirigidas a incrementar la privacidad del usuario de la aplicación son las que integra Enjoystr, la propuesta en mensajería instantánea de la empresa murciana Droiders, empresa conocida por ser la única española que tiene licencia de Google para desarrollar sobre las populares gafas Google Glass.

La aplicación, creada originariamente para una empresa irlandesa –TAPP Technology Holdings Limited– se lanzó públicamente en Alemania hace dos semanas y ha arrancado el pasado 21 de agosto en España. Está disponible en las tiendas de aplicaciones de Google y Apple tanto para Android como para iOS de forma gratuita. “Enjoystr abre un campo nuevo en el mundo de las apps de mensajería instantánea, el de la privacidad”, indica a TICbeat Ignacio Navarro, director del proyecto y especialista en privacidad. Por ese motivo, Navarro y su equipo están convencidos de que a pesar del éxito de Whatsapp y Line –la primera ya alcanza los 300 millones de usuarios activos al mes en todo el mundo y domina claramente el ecosistema de aplicaciones de mensajería instantánea en España, seguida de Line, que cuenta con 230 millones de usuarios registrados en todo el planeta, Enjoystr encontrará su hueco en el mercado.

“Las plataformas que existen actualmente son radicalmente diferentes. Ninguna de las aplicaciones permite encriptar el mensaje ni lo borra, no solo en el móvil del emisor sino en el del receptor. Enjoystr da al usuario un control total sobre sus mensajes y, además, está pensada para que éstos –siempre y cuando así lo quiera el usuario– tengan un tiempo de vida limitado. Es, por tanto, una plataforma que podemos utilizar sin miedo, una aplicación que protege nuestros secretos”. Y con este término Navarro no solo se refiere a grandes secretos sino, simplemente, “que si un día mandamos un mensaje diciendo que estamos tristes no se quede reflejado en la línea de mensajes del receptor hasta que éste decida borrarlo. Cuando un mensaje es nuestro tenemos derecho a rectificarlo y a eliminarlo”.

Un ‘Whatsapp’ fortificado

La primera diferencia de Enjoystr respecto a las otras plataformas es que, por defecto, está pensada para que los mensajes se borren a las 24 horas de haber sido enviados, a no ser que el usuario especifique que quiere guardarlos por un tiempo determinado. “El tiempo de vida de los mensajes puede ser modificado como quiera el usuario”, indica Navarro. “Puede establecer que se borren tras haberlos leído una vez, un número de veces, o con un tiempo de reloj”.

Otra de las características es la del revoque. “Esto permite al usuario que, si se arrepiente de haber mandado un mensaje pueda borrarlo en su dispositivo y en el del receptor o en ambos”.

La aplicación permite también poner contraseña a mensajes y conversaciones, de modo que el usuario se asegure que solo aquellos que la tengan puedan leerlos. Incluso garantiza que no salga nada de la aplicación. Ni se pueden realizar capturas de pantalla, ni se pueden descargar por USB. Cada mensaje se encripta en móvil del emisor y sólo se desencripta en el del receptor.

“A día de hoy las aplicaciones que existen suponen una intromisión absoluta en nuestra privacidad. Por el hecho de que otra persona tenga nuestro teléfono ya puede ver nuestro perfil de Whatsapp, las fotos que ponemos, nuestro estado. Con Enjoystr no obstante esto no es así. El usuario chatea con otros usuarios de la aplicación sin tener que tener su número de teléfono”, señala el portavoz

Expansión paulatina

Desde Droiders esperan que la aplicación alcance entre 100.000 y 200.000 usuarios entre España y Alemania en unos seis meses. “Nuestra idea es, es en plazo de un mes, extenderla a más países europeos en función de cómo vaya la acogida en los dos primeros”, afirma Navarro.

En lo que respecta al modelo de negocio, dado que la aplicación es gratuita, éste se basará en la venta de stickers (pequeños dibujos que expresan nuestros sentimientos, mensajes, etc.) al igual que hace Line.

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.