El roaming baja sus tarifas en verano

Captura de pantalla 2013-07-01 a la(s) 16.06.22

Muchas de las personas que estén leyendo estas líneas habrán experimentado alguna vez el llamado bill schock, es decir, la sorpresa e indignación al recibir la factura telefónica tras haber realizado un viaje a Europa. Las tarifas de itinerancia o roaming, esos cargos extra que cobran las operadoras cuando un ciudadano realiza o recibe llamadas por su teléfono móvil mientras se encuentra en el extranjero, suelen parecernos generalmente desorbitadas. No es una mera apreciación: navegar desde el móvil en el extranjero puede ser hasta 75 veces más caro que desde España. Y no es que carezcamos de una legislación que nos ampare en este tema: La UE estableció desde 2007 un precio máximo para evitar estos abusos en la eurotarifa, una cantidad que se actualiza a la baja todos los 1 de julio. Tiene su lógica: es en verano cuando más nos desplazamos, así que se trata del mejor momento para cuidar al usuario, tenerle contento durante sus días de ocio y ‘desconexión’.

Hoy, 1 de julio de 2013, entra en vigor una nueva revisión de la eurotarifa. La de este lunes es la segunda rebaja de un plan a tres años de la UE. En comparación con el año 2007, el precio actual del roaming es un 91% más barato y su número de usuarios ha crecido un 630%. A la espera de que en el futuro el Ejecutivo comunitario regule el mercado único de las telecomunicaciones y realice una propuesta legislativa para eliminar el roaming definitivamente, las operadoras, dentro del ámbito de la libre competencia (el reglamento comunitario marca unos máximos en las tarifas, pero no unos mínimos) adaptan sus tarifas para no incumplir la legislación. Neelie Kroes, comisaria de Telecomunicaciones de la UE, apunta al respecto de la rebaja: “Las últimas reducciones de precios suponen un ahorro de dinero para el verano y son un paso decisivo hacia la eliminación definitiva de estos costes adicionales. Esto es positivo tanto para los consumidores como para las empresas, por cuanto se elimina el temor del mercado y le permite crecer”.

Todos contentos, o eso parece. De momento, el consumidor que tenga previsto viajar este verano debe saber que la revisión ya vigente de la eurotarifa establece que el coste de las llamadas a España realizadas desde la UE no puede superar los 24 céntimos de euro por minuto (29 céntimos con IVA); en cuanto a las llamadas recibidas cuando se encuentre en cualquier país de la UE, la tarifa no podrá ser mayor de 7 céntimos (8 con IVA) ni de 8 céntimos (9 con IVA) si necesita enviar un SMS. Los datos quedan en 45 céntimos por MB (54 céntimos con IVA).

Otro dato a tener en cuenta durante las vacaciones en el extranjero es que las operadoras desactivan la función de datos en los smartphones para evitar a sus clientes gastos no deseados. Por ello, para disponer de internet se debe activar la tarifa de datos a la llegada al país de destino. Si una vez allí el viajero encuentra facilidades para conectarse a redes WiFi gratuitas, tendrá que estar al tanto de desactivar los datos cuando deje de tener acceso a ellas.

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top