Mobile

Duro o blando, pero siempre ‘smartphone’

samsung-lg-battle-flexible
Escrito por Redacción TICbeat

Gigantes como Samsung y LG abonan el terreno para una nueva generación de teléfonos con materiales flexibles

Hace algunos años un anuncio en la televisión mostraba una maleta rodando escalera abajo, que terminaba por impactar con el canto contra otra pulcramente y sin causar daño alguno. El lema era: “Solo hay una cosa que pueda superar una Samsonite dura: una Samsonite blanda”.

Algo de ese cambio de paradigma hay en los nuevos smartphones de pantalla flexible que preparan varios fabricantes como LG y Samsung. Por otra parte, otro fabricante, el ruso Yota Devices, ha lanzado Yotaphone, un smartphone que ha sido noticia por ser también disruptivo para el mercado: se trata de un terminal con dos pantallas, una por cada lado.

LG G Flex y Samsung Galaxy Round son las que van a competir a corto plazo en el mercado de los teléfonos ‘blandos’. Ambos tienen una ligera curvatura con forma cóncava en su diseño. El primero permite una torsión en toda su estructura, aunque ligerísima, pero que permite sentarse sobre el dispositivo sin daño alguno. El segundo tiene una pantalla que llega a los bordes del teléfono.

Además, el LG Flex contará con una pantalla de material autorreparable, que reacciona ante rayaduras como si ella sola arreglara los daños provocados. También se trata de una superficie más resistente.

El vídeo que la compañía ha divulgado muestra un cepillo de cerdas metálicas aplicándose de manera continua sobre la pantalla de dos terminales, el Flex y otro cualquiera. Al cabo de dos minutos, la novedosa pantalla vuelve a su estado original. No es definitivo, dicen algunos expertos, pero es un avance.

Todo esto, además de ser una innovación disruptiva dentro del sector, supone para los aparatos una mayor resistencia a caídas y golpes, pues sus componentes aguantan más precisamente gracias a la elasticidad, como en el anuncio de Samsonite.

Diseño, funcionalidades y paneles desplegables son algunas de las posibilidades que se abren. Entre los materiales responsables están en grafeno y los nanotubos de carbono, aunque uno de los mayores hándicaps para hacer teléfonos totalmente flexibles está relacionado con los componentes de las baterías.

En lo que respecto al otro terminal también innovador que antes mencionábamos, Yotaphone, éste alberga dos pantallas para diferentes funciones. La principal, retroalimentada y de cristal líquido (la habitual de los smartphones) y la secundaria, con tecnología de tinta electrónica (la que usan los libros electrónico). Lo potente de este dispositivo es que al incluir una segunda pantalla que utiliza la tecnología de los ebooks, los usuarios tienen acceso a la información que quieren y necesitan continuamente, sin tener que ‘despertar’ a su teléfono. Además de una mejora en la duración de la batería del teléfono, el Yotaphone seguro que traerá consigo nuevas formas de usar un dispositivo que se ha convertido inexorablemente en parte de la vida de todos: el teléfono inteligente.

En definitiva, la tendencia de nuevas innovaciones en smartphones no tiene visos de detenerse. Según Canalys, en el tercer trimestre de 2013 se vendieron más de 250 millones de ellos en todo el mundo, con un incremento del 44% respecto al año anterior. Samsung tiene el 35% del mercado y Apple el 15%, seguidos por Huawei, Lenovo y LG. Se percibe además una tendencia creciente hacia el aumento de tamaño de los terminales, que oscilan mayoritariamente entre cuatro pulgadas (actual iPhone) y cinco pulgadas (Google Nexus).

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.