Mobile

Detenidas nueve personas por fabricar hasta 40.000 iPhone falsos en China

iphone-410311_640

Si el negocio móvil de Apple es una auténtica mina de oro no lo es menos la industria ilegal que se dedica a fabricar falsificaciones de estos terminales. Por todos es conocido el negocio que se mueve en torno a las imitaciones de iPhone que se comercializan en todo el mundo y que tienen su origen en un único país: China.

El último episodio en la historia de estas falsificaciones es la detención de nueve personas en China tras ser pillados por la policía de Pekín en una operación que se dilató durante varios meses. En concreto, las autoridades de aquel país han incautado más de 1.400 terminales falsos de diferentes marcas aunque se estima que estos hombres movieran nada menos que 41.000 iPhone falsos desde que comenzara el año, así como 66.000 placas de circuitos para teléfonos inteligentes. Todo ello suma un valor de más de 19,7 millones de dólares, según los datos facilitados por la policía.

Junto a estos dispositivos, este fabricante ilegal también habría producido más de un millón de accesorios de imitación –como fundas- para los móviles más vendidos en Europa y Estados Unidos. De hecho, toda la investigación se originó después de que las autoridades de EEUU alertaran a sus homólogos chinos de la aparición de un lote de teléfonos inteligentes de falsificación dentro de sus fronteras.

Investigación iniciada en Estados Unidos

La policía china descubrió que un hombre, de 43 años de edad y apellidado Yu, había organizado en 2011 todo un entramado junto a su mujer para la reparación de dispositivos de telefonía que en realidad era una tapadera para su negocio ilegal de falsificación de smartphones.

china-iphone1_secundaria

La fábrica emplea a cientos de personas y se especializó en transformar placas de terminales viejos en teléfonos nuevos, simplemente introduciendo los viejos componentes en una nueva carcasa. Posteriormente, el negocio fue consiguiendo nuevos componentes desde la ciudad de Shenzhen con los que mantener el ritmo de fabricación de sus smartphones de imitación.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.