Mobile

Los desafíos de las nuevas marcas de móviles en Europa

smartphones
Escrito por Autor Invitado

Las nuevas empresas de móviles tienen que poner el foco en desarrollar teléfonos de calidad, a precios competitivos, que incluyan diferencias que los distingan de los demás

El de los dispositivos móviles es uno de los mercados más competitivos y se encuentra con los mayores desafíos globales. Los precios aumentan de forma imparable, los márgenes se reducen e incluso el poderoso Apple está comenzando a sentir la presión. ¿Y qué pasa entonces con el consumidor? Se encuentra ante un “escaparate” de teléfonos casi idénticos que se distinguen sólo por sus prestaciones de moda. Pero, además, no podemos olvidar que la gran inversión que ha realizado el cliente financia las grandes campañas de marketing y las promociones de las celebrities. De hecho, en muchos países, las grandes marcas siguen dictando las reglas del mercado. Por tanto, necesitamos nuevos agentes económicos que den la vuelta a la industria y ofrezcan una elección real.

Pero, ¿es fácil lanzar una nueva marca de móviles?

Lo primero y principal que habría que preguntarse es: ¿qué puede diferenciarte como marca en este mercado acomodado? Hay gran cantidad de oportunidades para hacer las cosas de forma diferente, pero esto requiere un nuevo punto de vista: hay que innovar en aspectos que normalmente se obvian. Las nuevas marcas no están encadenadas a grandes corporaciones ni a la mentalidad de ‘es la forma en la que siempre se ha hecho’, sino que pueden crear y desarrollar los teléfonos y las propuestas que el público exige.  

¿Qué ocurre si se cae el teléfono y se rompe su pantalla? ¿A quién llamar si se necesita ayuda con la instalación? Si se quiere crear una marca, hay que posicionarse en algo más que en píxeles y procesadores. Pero, por supuesto, el éxito no está sólo en proposiciones diferenciadas. Si no se tienen buenos canales de distribución, hay un problema. Como fabricante de teléfonos, es preciso asegurar la red, que no es algo sencillo.

En el caso de Gran Bretaña, los ingenieros en telecomunicaciones tienen que hacer alrededor de 14.000 pruebas a los nuevos smartphones, siete veces más que los test de los teléfonos antiguos. Cada paso de pruebas representa un coste para el negocio y se alarga hasta los 21 días aproximadamente. Si el dispositivo falla, hay que volver a empezar, pero aún hay más: todos los operadores tienen un proceso distinto y superarlas todas supone un gran esfuerzo. Si se está pensando en lanzar una gama completa de móviles, lleva mucho tiempo, por no mencionar la inversión.

Por supuesto, para las grandes empresas, tiene sentido proveerles de una red ligera para asegurarse la mayor cantidad de ventas. Para las nuevas compañías, con poca conciencia de marca y que aún no pueden asegurarse grandes volúmenes, es fundamental para los operadores que proveen un staff adecuado para superar esos complicados test.

¿Qué ocurre en Europa?

El rasgo distintivo de los móviles europeos es que no están subvencionados por un contrato del operador. La gente está acostumbrada a pagar el verdadero coste del terminal. Es más normal que el cliente seleccione y pague un teléfono y, más tarde, adquiera un pack de tarjeta SIM con el operador que más le interese. Esto supone que si quieres mantener tu teléfono durante tres años, puedes perfectamente hacerlo. Y si prefieres comprarte el último dispositivo del mercado cada seis meses, también tienes la posibilidad. Últimamente, en Europa, la gente elige la flexibilidad del mercado, que promociona la elección.

De por sí, la aprobación de la red es menor que un asunto y hace más fácil que los nuevos actores puedan entrar en el mercado.  Hay que añadir que, de hecho, nuestros conciudadanos europeos están menos interesados en el poder de la marca y más enfocados hacia el precio y la calidad. Por tanto, tienen un sentimiento distinto del mercado móvil.

¿Qué puede ofrecer el futuro a las nuevas marcas de móviles?

Últimamente, la gente busca poder elegir, flexibilidad y servicio superior. Esperamos que el modelo del mercado móvil crezca durante los próximos dos y tres años, lo que sólo puede suponer un movimiento positivo para los nuevos niños en el bloque. Al mismo tiempo, estos novatos tienen que poner el foco en desarrollar teléfonos de calidad, a precios competitivos, que incluyan diferencias que les distingan de los demás.

 

El autor de este artículo es James Atkins, director de Marketing de Kazam.

 

Imagen superior: Shutterstock

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado