Mobile

Consultar el ‘smartphone’ hasta última hora del día nos vuelve improductivos

Consultar el smartphone hasta última hora de día nos vuelve improductivos, según un estudio
Escrito por Redacción TICbeat

Tres universidades norteamericanas investigan los efectos de leer y contestar emails de trabajo a última hora del día en nuestro descanso y nuestra improductividad.

Un estudio realizado de manera conjunta por las universidades de Florida, Michigan y Washington sostiene que consultar su smartphone por motivos de trabajo hasta última hora del día reduce las horas de sueño de los trabajadores y los vuelve, por tanto, menos productivos que si no lo hicieran así.

El estudio, cuyos resultados han sido recogidos por el Wall Street Journal, se divide, a su vez, en dos encuestas, que fueron realizadas a un grupo de trabajadores. En la primera de ellas se les preguntaba a primera hora de la mañana cuántas veces consultaron su móvil desde las nueve horas de la noche anterior, cuántas horas habían dormido y, además, cuán concentrados se sentían en ese preciso momento.

Los investigadores descubrieron que el uso por motivos laborales del smartphone a última hora del día conlleva una reducción de las horas de sueño. Dormir peor, además, encierra a los trabajadores en una suerte de efecto dominó que los hace despertar de peor humor y estar menos concentrados durante toda la jornada.

La segunda parte del trabajo se ha centrado en determinar de qué forma el uso de la tecnología móvil a horas tardías podía entorpecer el sueño y, también, el rendimiento en el trabajo al día siguiente.

En realidad, no solo se trata del smartphone. Está comprobado que casi cualquier dispositivo electrónico por la noche afecta a la calidad y a las horas del sueño. Pero los teléfonos inteligentes, por estar siempre tan al alcance de la mano y por lo cerca que nos obligan a estar de su pantalla, resultan, para los responsables del estudio, especialmente determinantes en las horas y la calidad del sueño.

Los sujetos investigados manifestaron que el uso de sus teléfonos relacionado con temas de trabajo estaba asociado con menos horas de sueño, y también hablaron de más cansancio, menos autocontrol y menos concentración al despertar.

No es el primer estudio que lo afirma así. En diciembre nos hicimos eco de un experimento realizado por alumnas de un instituto de Dinamarca, que comprobaron los efectos de las ondas de la conexión WiFi en las plantas, tras descubrir que dormían mucho peor cuando lo hacían con sus teléfonos móviles junto a la almohada.

Otros trabajos anteriores, como el realizado por la profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, Leslie Perlow, que investigó con un grupo de ejecutivos a los que se les impuso la rutina de desconectar regularmente, demuestran que quienes descansan por completo de sus tareas de trabajo a última hora del día se sienten más interesados por su trabajo y más satisfechos tanto personal como profesionalmente.

Según los autores de la investigación, los beneficios de estar siempre conectados gracias a nuestros smartphones se ven eclipsados por el hecho de que a los trabajadores les cuesta cada vez más recuperarse completamente de su jornada laboral cuando están fuera de la oficina.

Los responsables de este estudio recomiendan que apaguemos el teléfono y disfrutemos de la tarde-noche, y también piden a los directivos y jefes que comiencen con su propio ejemplo, evitando el envío de correos y tareas a horas intempestivas.

Foto cc:  Nemo’s great uncle

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.