Mobile

¿Cómo nos comportamos sin el smartphone? – Infografía

Grito de terror
Escrito por Martin Cattaneo

¿Sobrevivirías una semana sin tu móvil? Espera, tómate tu tiempo antes responder. Es probable que este estudio te deje con la boca abierta

A todos nos has pasado alguna vez. El reloj ha sonado y no lo has escuchado, te has levantado tarde. Vas a la cocina a prepararte un café sin haberte secado del todo después de salir de la ducha y de repente, tras vestirte, te derramas el desayuno encima. Toca cambiarse y el tiempo pasa inexorable. Eres consciente: llegas tarde a la oficina. Sales rápido de casa y el transporte te das cuenta de algo verdaderamente terrorífico: TE HAS OLVIDADO EL TELÉFONO. Horrible, ¿verdad?. Ahora ¿quién contestará las llamadas?, ¿y si el jefe me manda un mail urgente?, ¿qué pasa con aquel whatsapp que dejaste sin contestar? Parece un absurdo, pero estamos siendo víctimas de la Nomophobia, o la fobia a no disponer del móvil.

Un reciente estudio realizado en UK afirma que un 53% de los encuestados afirma sufrir brotes de ansiedad cuando no dispone de su teléfono. Tanta como la que le provoca una visita al dentista, o el día de su boda…..que ya es decir.

Con los smartphones, las adicciones se han hecho móviles y se ha demostrado que los adictos a la movilidad, la geololocalización, la interacción o a la ubicuidad del contenido, como los que andan enganchados al tabaco, portan una alteración genética que hace que cuenten con algunos receptores cerebrales más sensibles a la “satisfacción” que provoca, por ejemplo, el uso y las interación con las redes sociales.

Con una muestra de 800 encuestados, el 84% afirma la existencia de la adicción al uso y dependencia de los teléfonos móviles. Preguntados, por si serían capaces de desprenderse de su dispositivo por una semana, el 61% afirma que caerían rápidamente en la tentación, mientras que el 19% de los encuestados admitían que lo harían si a cambio fueran premiados con 500$.

El estudio asimismo muestra que la adicción a los móviles provoca una destacable falta de concentración y puede generar frustración o ansiedad, siendo ésta mayor en los casos en los que los usuarios no pueden hacer llamadas o enviar mensajes de texto que en aquellos en los que los usuarios gozan de mayor funcionalidad o conectividad a Internet.

Más datos curiosos en la siguiente infografía que da mucho que pensar sobre una más que necesaria desintoxicación de los dispositivos móviles….al menos por una semana.

nomophobia-mobile-phone-addiction-withdrawal-challenge

Fuente: http://www.frontrange.com

Sobre el autor de este artículo

Martin Cattaneo