Mobile

Cogito Classic, un reloj inteligente con estética convencional

Reloj Cogito 3
Escrito por Daniel de Blas

Ponemos a prueba el reloj Cogito Classic que mezcla un reloj tradicional con las funciones de un “smartwatch” con una estética moderna pero sin el aspecto de “gadget tecnológico” de los relojes inteligentes convencionales.

Uno de los problemas que tienen los relojes inteligentes es que el reloj, más allá de su utilidad práctica (muy limitada habitualmente en los relojes normales) es también un objeto ornamental o un complemento de tu indumentaria. Así, para muchas personas no resulta muy interesante la idea de llevar un reloj inteligente por su aspecto poco elegante de “gadget tecnológico” y por la señal que envía a los demás de “soy un fanático de la tecnología”. Por ello, algunos fabricantes como Motorola están intentando crear relojes inteligentes con un diseño que pueda confundirse con el de un reloj convencional y otros, como el reloj Cogito que hemos podido probar en TICbeat han ido un paso más allá, sencillamente partiendo de un reloj tradicional al que se le añade una capa de “inteligencia” lo más discreta posible.

Reloj Cogito 1

Exteriormente, el Cogito Classic es un reloj convencional, con un diseño bastante deportivo y moderno, con una caja redonda que parece de metal acabada en color negro y con un bisel superior que está disponible en distintos colores. La caja tiene un grosor algo superior a la de un reloj de cuarzo, pero no exagerada (muchos relojes con mecanismo automático son más gruesos) y la correa es de goma, muy suave, lo que hace que llevar el reloj sea bastante cómodo. La esfera es muy sencilla de diseño y tiene sólo dos agujas, de horas y minutos, y el fondo de la esfera es en realidad un panel LCD que muestra los iconos de interfaz de la parte “inteligente” del reloj. En general, puede decirse que estéticamente es el reloj inteligente más discreto y elegante que hemos visto, pero también hay que decir que la mayoría de los relojes de este tipo son muy poco interesantes en el aspecto del diseño, ya que suelen tener un carácter deportivo o tecnológico demasiado marcado. En cualquier caso, es una cuestión de gustos, pero el Cogito Classic es de los pocos relojes que, aunque tiene un aspecto demasiado deportivo para llamarse “classic” puedes ponerte con tranquilidad ya que nadie diría que no es un reloj “normal”. Además, como detalle para deportistas, el reloj es resistente al agua y soporta 10 atmósferas de presión, lo que significa que es apto para nadar con él, algo que no es recomendable hacer con otros relojes inteligentes o pulseras para deporte que pueden mojarse, pero no son aptas para nadar en una piscina y mucho menos en el mar por la salinidad del agua.

Reloj Cogito 2

El reloj tiene 5 botones, uno de los cuales es en realidad la corona del mecanismo convencional, y cuatro pulsadores con los que se maneja el “smartwatch”, y en la parte inferior, la tapa se puede retirar para cambiar la pila de la parte inteligente o la del movimiento de cuarzo. Ni el cristal ni el bisel del reloj son táctiles, y los cuatro botones restantes son los que se utilizan para manejar el reloj en sí, con uno de ellos marcado con una fina línea que es el botón de “comando”. Por lo que respecta a la batería, como hemos mencionado, es una pila de tipo CR 2032 y no una batería recargable, que el fabricante dice dura “varios meses”, algo que no hemos podido comprobar, pero que significa que no tienes que estar recordando cada pocos días recargar el dispositivo como le sucede a otros relojes como los nuevos Android Wear de LG o Samsung.

En la práctica

Para usar el reloj tienes, evidentemente, que emparejarlo con tu smartphone mediante Bluetooth y conectarlo usando el programa Connected Watch disponible para iOS y Android. Las instrucciones del reloj son realmente escuetas aunque por suerte, buscando en el sitio web del fabricante puedes encontrar algunos tutoriales en los que se explica el manejo del dispositivo con Android e iOS.

Reloj Cogito Pantalla software

El primer emparejamiento es algo engorroso ya que tienes que apagar el reloj y encenderlo pulsando dos botones al tiempo hasta que los iconos de la esfera parpadean. Una vez que lo consigues, el reloj empezará a mostrar en su pantalla las notificaciones de la llegada de mensajes de correo, mensajes WhatsApp o de tus redes sociales, así como alertas de calendario o cuando tu smartphone esté quedándose sin batería. Por supuesto, cuando recibes una llamada verás en la pantalla del reloj el nombre de quien te llama o su número de teléfono, y desde el propio reloj puedes silenciarla, aunque no rechazarla a iniciarla con el manos libres, como pueden hacer los relojes Android Wear. Además, también puedes activar una notificación para cuando el reloj y el smartphone pierden la conexión, lo que puede resultar útil para avisarte de que te has alejado del teléfono.

Desde el programa del smartphone, Connected Watch, puedes borrar las notificaciones recibidas en cada unos de los apartados, ver las estadísticas de las notificaciones recibidas, o incluso decidir qué notificaciones recibes y cuáles no deseas recibir. El principal problema es que estas notificaciones son tan escuetas como el propio LED del teléfono (en Android) ya que sólo ves que tienes un mensaje de tus redes sociales o un e-mail, lo que hoy en día para muchas personas es totalmente insuficiente.

Además de para recibir notificaciones, el Cogito tiene algunas funcionalidades extra que sirven para controlar el smartphone. La primera es la del control de la música que se está reproduciendo y te permite solo pausar o reanudar la reproducción, y la segunda es bastante interesante ya que te permite tomar fotografías pulsando un botón del reloj, aunque para ello debes hacerlo desde el propio programa Connected Watch y no puedes hacerlo desde la aplicación de cámara “normal” del smartphone (y tampoco te servirá para grabar vídeos). Otra función añadida es la de “buscar el smartphone”, y consiste en que pulsando unos segundos un botón del reloj, el teléfono emite un “cu cu” que te servirá para encontrarlo (siempre que no lo hayas dejado muy escondido porque el volumen de la alarma es bastante discreto). Del mismo modo, desde la app del smartphone, puedes hacer que el reloj emita un pitido para encontrarlo si los has dejado olvidado en algún lugar cercano.

Conclusión

En general, tras un par des emanas de uso del Cogito, nuestra impresión es que se trata de un dispositivo muy interesante por su estética de reloj convencional, pero que falla bastante en la parte de “inteligencia”, tanto por su manejo mediante los cuatro botones, que te obliga a recordar qué botones debes pulsar y qué tipo de pulsación debes hacer en cada caso, como por la escasa información que ofrece en las notificaciones y las pocas acciones que puedes llevar a cabo. Algo nos dice que estos intentos de unir un reloj convencional con un smartwatch no van a ser muy fructíferos, salvo que se integre un verdadero panel táctil con una esfera convencional, algo muy complicado, ya que es más sencillo incorporar simplemente una pantalla de alta resolución como tienen el LG G Watch o el Samsung Gear en una caja con estética de reloj tradicional. Sin embargo, si te gusta estéticamente, el precio de 150 euros que tiene en nuestro mercado es bastante ajustado y puede ser una combinación interesante para quienes buscan un reloj que no parezca un gadget y que les permita recibir las notificaciones más importantes sin tener que mirar el smartphone.

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).