Mobile

La campaña de crowdfunding de Ubuntu Edge, a punto de fracasar

Escrito por Esther Macías

Quedan unos días para que se cierre el plazo de financiación del proyecto Ubuntu Edge a través de la plataforma de crowfunding Indigogo. La promotora, Canonical, ha recaudado ya casi 11 millones de dólares pero si no llega a los 32 previstos tendrá que devolver los fondos y la campaña quedará en nada.

La de Ubuntu Edge se trata de una de las campañas de crowdfunding más ambiciosas en el ámbito de la tecnología. No en vano su promotor, Canonical, una empresa de desarrollo de soluciones de código abierto, pedía en la plataforma de crowdfunding Indigogo 32 millones de dólares para llevar a cabo su proyecto: un avanzado smartphone, basado en plataforma Ubuntu OS y Android, capaz de convertirse en un auténtico PC, como lo describen sus promotores, “un superteléfono” que se convierta en un catalizador para llegar a “la nueva generación de informática personal”.

El problema es que, a unos días de que finalice la campaña (se cierra el 21 de agosto) en Indigogo el proyecto aún no ha recaudado ni la mitad de lo previsto. De momento ha conseguido acercarse a los 11 millones de dólares pero sus impulsores se comprometieron a devolver los fondos logrados si no llegaban a los 32 millones de dólares que tenían como objetivo. Un compromiso innecesario en Indigogo ya que, al contrario que otras plataformas de financiación colectiva como Kickstarter, no ésta no tiene entre sus normas que el receptor de los fondos devuelva el montante conseguido si no llega a la cifra prevista.

En cualquier caso, si finalmente no consigue los 32 millones de dólares de aquí al 21 de agosto (la campaña  comenzó el 22 de julio) el proyecto, cuyos promotores comparan en la propia web de Indigogo con un coche de Fórmula 1 capaz de “acelerar la adopción de nuevas tecnologías y llevarlas al mercado”, se podría paralizar, al menos de momento. Los responsables de Canonical esperaban lanzar el nuevo dispositivo al mercado en mayo de 2014, si finalmente recibían los fondos previstos. El dinero recaudado de momento proviene de más de 20.000 personas que han respaldado el proyecto, desde individuos que han dado un solo dólar hasta la contribución realizada por Bloomberg, que alcanza los 80.000 dólares, según indica en la propia web de Canonical Mark Shuttleworth, fundador de la compañía.

La de Ubuntu Edge no se trataría, ni mucho menos, de la primera campaña de crowdfunding que no alcanza sus objetivos. Uno de los ejemplos más sonados en el ámbito de la tecnología fue el del proyecto Pebble en Kickstarter, que consiguió tan solo 10 millones de dólares de los 100 millones que pedía para desarrollar su reloj inteligente. Aun así, el proyecto salió adelante.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.