Mobile

Blackphone 2, el móvil ‘blindado’, llega al mercado

SilentCircle_Blackphone2_Angle-A
Escrito por Esther Macías

Se anunció en la última edición del MWC y hoy, por fin, llega al mercado. Hablamos de la segunda versión de Blackphone, el móvil que garantiza la máxima seguridad de las comunicaciones y que aterriza a un precio de unos 800 dólares con la vista puesta en un segmento muy determinado: el mundo de la empresa.

Se anunció en la última edición del MWC, el congreso de tecnología móvil más importante del mundo, y hoy, por fin, llega al mercado. Hablamos de la segunda versión de Blackphone, el móvil creado por la startup española Geeksphone junto a la empresa de seguridad suiza Silent Circle (que acabó comprando la primera y nombrando a su creador, Javier Agüera, chief sciencist) y cuyo primer modelo se lanzó el pasado año también en el citado congreso. La compañía suiza vuelve a ser noticia por el lanzamiento comercial del dispositivo, que aterriza a un precio de unos 800 dólares y con la vista puesta en un segmento muy determinado: el mundo de la empresa.

Blackphone 2 es un terminal de 5,5 pulgadas que permite a sus usuarios realizar y recibir llamadas seguras (están encriptadas), intercambiar mensajes de texto seguros, transferir y almacenar ficheros y realizar videoconferencias sin comprometer su privacidad, gracias a que incorpora la app de comunicaciones Silent Phone, creada por Silent Circle. Aunque lo más destacable de esta nueva versión del terminal (que tiene un procesador de ocho núcleos de Qualcomm, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento interno ampliable con una tarjeta microS y una cámara de 13 megapíxeles) es que se basa en Enterprise Privacy Platform (EPP), una plataforma cloud que, explican desde Silent Circle, combina software, servicios y dispositivos que acceden a las conexiones de Internet existentes para posibilitar la privacidad en cada uno de los niveles de negocio.

“El lanzamiento de Blackphone 2 es un punto de inflexión para el sector móvil y de la forma en la que proporcionamos privacidad a las empresas y a los individuo”, afirma Bill Conner, presidente y consejero delegado de Silent Circle, para quien el terminal “combina un sistema operativo Android mejorado con una línea de apps diseñadas para mantener tu información personal y laboral de forma separada y privada”.

En esta línea desde la compañía afirman que es clave el Centro de Seguridad que alberga el sistema operativo del terminal, llamado Silent OS, y que es el que permite al usuario gestionar de forma sencilla la configuración de su seguridad y privacidad desde un único sitio. De este modo, el usuario puede controlar los permisos individuales de las apps y los datos a los que éstas tienen acceso, “sin comprometer la funcionalidad del smartphone”. En caso de robo o pérdida el usuario podrá borrar todos los datos de forma remota.

 

La empresa, su mercado natural

Aunque el dispositivo se dirige a todos los públicos no cabe duda de que el target idóneo para Silent Circle es el mercado empresarial. Incorpora, de hecho, soporte del programa de Google Android for Work y se integra con la línea de aplicaciones de la tecnológica. Está, por otro lado, certificado con sistemas MDM existentes, como MobileIron, Citrix, Good y SOTI.

“En la actualidad nuestra privacidad está cada vez más amenazada por gobiernos, empresas e individuos. Además, el número cada vez más creciente de compañías cuyos empleados trabajan con sus propios dispositivos dentro y fuera de la oficina significa que es cada vez más vital construir smartphones que faciliten la privacidad. Las personas y las empresas quieren volver a tener el control de su privacidad pero con demasiada frecuencia no saben cómo o piensan que se tienen que comprometer demasiado; por eso es el momento idóneo para Blackphone 2”, sentencia Conner.

 

Una tendencia en alza

Blackphone 2 llega al mercado poco después de que Blackberry, antaño rey de la movilidad empresarial, anunciara su próximo lanzamiento de un teléfono basado en Android también pensado en asegurar las comunicaciones en la empresa.

La mecha que encendió la preocupación por la privacidad en las comunicaciones móviles fue, sin duda, el descubrimiento hace ya un par de años de que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos espiaba los dispositivos móviles de los usuarios. En los últimos tiempos, de hecho, los grandes fabricantes de smartphones como Apple o Samsung están realizando importantes esfuerzos por dotar de más seguridad a sus dispositivos.

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.