Mobile

BBVA materializa su apuesta por el pago móvil con Wallet

Escrito por Esther Macías

La entidad financiera lanza BBVA Wallet, una app para iOS y Android que posibilita a los clientes del banco el pago móvil y la gestión de las transacciones de sus tarjetas a través del ‘smartphone’

BBVA ha materializado su apuesta por el pago móvil y, de hecho, se ha adelantado al resto de entidades financieras españolas con el lanzamiento de Wallet, una app desarrollada por el propio banco y dirigida a plataformas iOS y Android, que está disponible desde hoy para su descarga gratuita en las tiendas de aplicaciones de Apple y Google (App Store y Google Play). La nueva app permitirá a los usuarios del banco no solo realizar pagos con su smartphone sino también gestionar todas las transacciones que realizan desde cualquiera de las tarjetas que tienen con la entidad, consultar los movimientos de cada una de ellas en tiempo real e incluso almacenar una foto de los recibos obtenidos con cada compra.

La aplicación permite también al usuario activar las tarjetas nuevas que haya solicitado a BBVA sin tener que hacerlo en la oficina o en el cajero, e incluso bloquearlas si así lo desea (por ejemplo en caso de pérdida o robo). Además, al descargar la app el usuario podrá contratar una tarjeta virtual de prepago (llamada también Wallet) que podrá recargar y, si lo desea, vincular a otras tarjetas o cuentas de las que sea titular del banco, de modo que, explica David Puente, director de Desarrollo de Negocio de BBVA, “las compras a través de e-commerce sean cada vez más fáciles y seguras de realizar”. Es más, añade Javier López Chicote, responsable de Nuevos Medios de Pago en BBVA, “el usuario puede recargar la tarjeta virtual para una compra específica y luego eliminarla o dejarla sin saldo”. Incluso es posible tener cinco tarjetas virtuales activas al mismo tiempo.

Javier López Chicote (izda.) y David Puente, en la presentación de BBVA Wallet.

Pero, ¿cómo se paga? El procedimiento es sencillo y universal ya que BBVA ha optado por no utilizar la tecnología NFC, “que está disponible en un parqué muy pequeño de teléfonos móviles y además requiere una SIM especial”, indica López, y ha apostado por una solución basada en una pegatina especial que se coloca en el smartphone y que permitirá pagar a través de cualquier terminal iOS o Android tenga o no tecnología NFC. De este modo, una vez que el usuario haya establecido un pin para el servicio (“al igual que al pagar con una tarjeta también se nos pide un pin”, recuerda López, aunque solo lo pedirá si se trata de sumas por encima de los 20 euros) podrá pagar en los establecimientos comerciales simplemente acercando el smartphone al TPV, “y no tiene que ser un TPV de última generación”, añade López. El usuario, por otra parte, podrá estar al tanto de todas sus transacciones en tiempo real gracias a mensajes push y no mediante los tradicionales SMS.

López asegura que aunque de momento la app cubre el 93% del parque móvil, ya que está disponible para los terminales de Apple (con plataforma iOS) y los basados en Android (Samsung y una larga lista) su equipo ya está trabajando para lanzar próximamente una aplicación para Windows Phone, el sistema de Microsoft que “aunque aún con poca penetración está teniendo un importante crecimiento últimamente”. Por otro lado, el responsable afirma que en el caso de que finalmente la tecnología NFC empiece a estar disponible en más terminales (hay que recordar que los dispositivos de Apple, por ejemplo, no la integran) y esté más extendida, desde la entidad darán un paso en este sentido.

En lo que respecta a la seguridad, López asevera que ésta es máxima. “La app no almacena datos sensibles del usuario en la memoria del teléfono, no se guarda nada“. Por otro lado, añade, “mientras que cuando nos desaparece la cartera tardamos unas seis horas de media en darnos cuenta, cuando lo hace el móvil apenas tardamos diez minutos, lo que disminuye el riesgo de que, si nos han robado el dispositivo, lo usen para comprar con él. Además, hay que recordar que nuestros sistemas antifraude detectan este tipo de prácticas rápido”.

Estrategia omnicanal

Para David Puente, “BBVA Wallet es solo una pieza en la estrategia omnicanal del banco, que se basa en dar al cliente la capacidad de relacionarse con la entidad a través del canal que elija. No obstante, no es cualquier pieza sino una muy importante, ya que la relación de los clientes con una entidad financiera tiene más que ver con la operativa que con la contratación de productos y servicios. Las finanzas son parte de sus vida y los pagos lo más relevante”. Puente recuerda que en la actualidad BBVA tiene operativos más de seis millones y medio de tarjetas que usan más de cuatro millones de clientes. “Y se hacen 25 millones de compras al mes a través de nuestras tarjetas”, apunta Puente. De ahí la importancia del nuevo servicio que podría facilitar la vida a muchos clientes. Los que primero adoptarán el servicio, indica Puente, serán los usuarios de banca móvil de la entidad, cuyo número ya asciende a un millón.

2014, la explosión del pago móvil

Todos los analistas lo pronostican y parece que así será: se espera que 2014 sea el año en el que por fin se dé la esperada explosión del pago móvil. De hecho, hace solo unos días otra compañía, esta vez la operadora Vodafone, lanzaba una iniciativa similar aunque en su caso la solución de pago móvil se basa en tecnología NFC, de modo que, por ejemplo, los terminales de Apple quedan fuera; aunque, por otro lado, se trata de una acción más universal en lo que respecta a que podría aglutinar a varias entidades de pago (cualquier banco podrá adscribirse a esta iniciativa de modo que el usuario podrá asociar el pago que haga con su móvil a las cuentas que tenga con distintas entidades).

Lo que está claro en cualquier caso es que el móvil se está convirtiendo cada vez más en una herramienta clave en múltiples aspectos de la vida de sus usuarios y el pago será uno de ellos. Según datos de Gartner (Mobile Payment, Worldwide, 2013 Update) el valor de las transacciones de pagos móviles se incrementará un 44% este año 2013, pasando de 161.000 millones de dólares (123.000 millones de euros) a 235.000 millones (179.000 millones de euros) y el número de usuarios que utilizan estas tecnologías también aumentará de 201 millones en 2012 a 245 millones de personas. Además, entre los años 2012 y 2017 el volumen y el valor de las transacciones móviles globales crecerán a un ritmo anual del 35%, según la citada consultora, lo que configurará un mercado de 721.000 millones de dólares (casi 551.000 millones de euros) que tendrá más de 450 millones de usuarios en 2017.

No obstante, las esperanzas en la tecnología NFC como facilitador del pago móvil por parte de Gartner son escasas, al menos a corto plazo. La consultora prevé que NFC represente solo un 2% del total del valor de las transacciones en 2013 y un 5% en 2017. Eso sí, espera que en 2016 la penetración de esta tecnología aumente en torno a 2016 gracias al empuje de los teléfonos móviles dotados de tecnología NFC y a los lectores sin contacto.

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.