Mobile

Apple revisa la interfaz del iPhone en iOS 7 beta 5

Escrito por Daniel de Blas

Minimalista y colorida: analizamos algunos de los principales cambios del rediseño de la interfaz de iOS7.

En junio de este año, Apple presentó su próximo sistema operativo para dispositivos móviles que dejó en “estado de shock” a media industria con su cambio radical de aspecto. Inmediatamente, usuarios, diseñadores y expertos de todo tipo empezaron a analizar el cambio de diseño, de la abigarrada interfaz de iOS 6 llena de texturas y volúmenes, a la minimalista, colorida y aplanada interfaz de iOS 7.

Según han ido evidenciando las distintas versiones beta de iOS 7, que Apple ha proporcionado a sus desarrolladores, parece que esta nueva y polémica interfaz está todavía en pleno proceso de desarrollo. En anteriores betas del sistema, algunos desarrolladores encontraron claros indicios de que Apple tenía intención de integrar un lector de huellas dactilares en sus teléfonos, y en la última versión iOS 7 beta 5, se empiezan a ver cambios de interfaz que apuntan a que el iOS 7 definitivo tendrá un aspecto más pulido, elegante y curiosamente con algunos toques de sombras y relieves. Los cambios de aspecto de iOS 7 en las últimas betas dan la sensación de que el equipo de diseño del sistema operativo para ordenadores, OS X, está dejando ver su influencia en el sistema móvil de Apple.

Cambios de aspecto en iOS 7 beta 5

Uno de los primeros cambios que ha llamado la atención es el rediseño del apartado de ajustes. En las anteriores versiones, los iconos no estaban enmarcados y eran todos del mismo color. Sin embargo, en la nueva beta estos iconos se han incluido en un cuadrado de esquinas redondeadas y con distintos colores en función del apartado.

Otro cambio, en este caso de funcionalidad, se encuentra en que el centro de control (una ventana que agrupa los ajustes más habituales, como la que tiene Android hace varias versiones), puede desactivarse para que no funcione cuando estemos en una aplicación, en cuyo caso sólo funciona en la pantalla principal del teléfono.

Según han ido comunicando algunos usuarios, la nueva beta 5 también altera la interfaz del apagado del teléfono. Con un botón de deslizamiento superior que no llega hasta los lados de la pantalla sino que tiene un aspecto de rectángulo redondeado más convencional.

Otro cambio visible son los botones que aparecen cuando el teléfono se encuentra en una llamada, los iconos de enmudecimiento, teclado, altavoz, etc., son algo más grandes y se encuentran ahora rodeados de un círculo para reforzar el mensaje de que son botones.

Adicionalmente, se han descubierto cambios de menor entidad como una mayor presencia de Yahoo, el nuevo icono de Twitter en las opciones de Compartir, la posibilidad de deslizar hacia abajo cuando aparece una notificación, así como algunos cambios en las animaciones de la interfaz o el acceso más fácil desde la pantalla de bloqueo a la cámara.

Se espera que la versión definitiva de iOS 7 sea lanzada este otoño junto con el nuevo iPhone 5s, así como con las nuevas versiones del iPad de quinta generación, y el rumoreado iPhone 5c o “iPhone económico” con carcasa de plástico.

Jonathan Ive, el factor del cambio

El cambio radical de dirección del sistema que hace funcionar los iPhone e iPad ha sido promovido por el vicepresidente de diseño de Apple, Jonathan Ive, que tras la salida del antiguo responsable de iOS, Scott Forstall, ha tomado también la responsabilidad de supervisar el diseño, no solo del hardware sino también del software de Apple. Ive, defensor del minimalismo en el diseño, ha querido dar un giro muy importante al sistema eliminando texturas y todo rastro del llamado “skeumorfismo”, es decir, la imitación de objetos reales en las interfaces de dispositivos digitales que ha estado tan de moda en las dos últimas décadas, para ofrecer una interfaz más acorde con el diseño de los iPhone, iPad y otros productos de Apple.

Hasta el actual iOS 6, el sistema operativo del iPhone ha sido creado por un equipo comandado por el ejecutivo Scott Forstall, ferviente defensor de las interfaces con un aspecto más fotográfico con relieves y texturas. Forstall, aunque uno de los protegidos de Steve Jobs, era un ejecutivo con el que se decía era difícil trabajar por su “abrasiva” personalidad, según se dice, muy similar a la del propio Jobs. Tras el fallecimiento del cofundador de Apple, los fallos en el lanzamiento de Siri y de los mapas de iOS (atribuidos a Forstall) junto con sus conflictos con Jonathan Ive y el propio Tim Cook (se negó a firmar la disculpa pública tras el fiasco de los mapas del iPhone y se ha llegado a rumorear que tenía intención de desplazar al propio Cook), precipitaron su salida de Apple en octubre de 2012.

Sobre el autor de este artículo

Daniel de Blas

Periodista especializado con más de 18 años de experiencia en tecnología. He sido director de publicaciones como Macworld (dedicada al mundo Apple) o TechStyle (dedicada a electrónica de consumo).