Mobile

Apple quiere convertir iPhone en una herramienta de investigación médica con ResearchKit

iphone-6-y-iphone-6-plus
Escrito por Redacción TICbeat

La compañía de Cupertino presenta una framework de código abierto pensado para la investigación médica y sanitaria a partir de apps móviles.

Además de anunciar el próximo lanzamiento (24 de abril) de su esperado reloj inteligente, el Apple Watch, Apple presentó este lunes ResearchKit, un programa de desarrollo en código abierto pensado para la investigación médica y sanitaria, que pretende convertir, con la ayuda de apps, al iPhone en “una potente herramienta para la investigación médica”.

La compañía de Cupertino avanza, así, en su apuesta por la convergencia de salud y tecnologías móviles, iniciada en 2014 con la incorporación a iOS 8 de la app Salud o Healthkit, que permite que las apps de forma física se comuniquen entre sí para un mayor control de la salud del usuario.

Apple ha informado en un comunicado de prensa oficial de que ResearchKit “ayudará a médicos y científicos  a recopilar datos de los participantes de una forma más rápida y precisa mediante apps para el iPhone”, especializadas, éstas últimas, en enfermedades como el asma, el cáncer de mama, las cardiopatías, la diabetes y el Parkinson.

Estas aplicaciones, compatibles con el iPhone 5, iPhone 5S, iPhone 6, iPhone 6 Plus y la última generación de iPod touch, ya están disponibles en la App Store de Estados Unidos y se lanzarán pronto en otros países. ResearchKit se publicará como framework de código abierto el próximo mes.

La firma de la manzana explica que, una vez que el usuario haya dado su autorización, las aplicaciones de ResearchKit accederán a datos de la app Salud como el peso, la tensión arterial, los niveles de glucosa y el uso del inhalador del asma. También podrán solicitar acceso a componentes del iPhone como el acelerómetro, el micrófono, el giroscopio y los sensores GPS, que pueden ofrecer información sobre el ritmo del usuario al caminar, sus discapacidades motoras, su habla y su memoria.

Según la compañía, los más importantes centros de investigación del mundo ya han usado ResearchKit para desarrollar aplicaciones. Y cita varios ejemplos: Asthma Health (la Icahn School of Medicine of Mount Sinai y LifeMap Solutions), una app especial para pacientes con asma; Share the Journey (Dana-Farber Cancer Institute, Penn Medicine, Sage Bionetworks y la UCLA), pensada para conocer por qué algunas de las mujeres que superan un cáncer de mama tardan menos en recuperarse que otras; GlucoSuccess (Massachusetts General Hospital), que busca conocer cómo afectan la dieta, el ejercicio y la medicación a los niveles de glucosa en sangre de una persona; y Parkinson mPower (Sage Bionetworks y Universidad de Rochester), que analiza los síntomas de los enfermos de Parkinson mediante actividades en el iPhone.

“Los números lo son todo”

“Cuando se trata de analizar cómo podemos diagnosticar y prevenir mejor una enfermedad, los números lo son todo”, ha declarado el catedrático de Medicina Genómina de lcahn School of Medicine del Mount Sinai, Eric Schadt. Apple asegura que una de las grandes ventajas de ResearchKit es que hace más fácil encontrar participantes para estudios a gran escala, “ya que es posible llegar a más sectores de población, y no solo a los que viven cerca de una determinada institución”.

En el mundo se usan cientos de millones de iPhone, que dan a Apple la oportunidad de ejercer un impacto aún mayor, permitiendo a más personas participar en investigaciones médicas”, ha asegurado el vicepresidente de Operaciones de Apple, Jeff Williams.

En cuanto a la privacidad de los datos, uno de los temas que más preocupan en los avances de aplicaciones tecnológicas de salud, la compañía de Cupertino ha asegurado que ResearchKit está diseñado para ofrecer “un proceso de consentimiento informado interactivo”, y que permitirá a los usuarios “elegir en qué estudios quieren participar y los datos que desean facilitar a cada estudio”. Apple ya fijó algunas reglas que impiden a los desarrolladores de aplicaciones para HealthKit vender los datos de sus usuarios, aunque dejó una puerta abierta al permitir a los creadores de aplicaciones para HealthKit “compartir datos con terceros con fines de investigación médica, siempre y cuando tengan el consentimiento de los usuarios”.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.