Mobile

Apple se queda sin tarjeta SIM propia

appleApple podría dejar de lado su proyecto de tarjeta e-SIM debido a la presión de las operadoras para que ésta no sea lanzada. Las compañías de telefonía móvil, según revela el CEO de France Telecom, Stephane Richard, han llegado a un compromiso para usar una SIM más pequeña, logrando así el objetivo de la multinacional de Steve Jobs, que pretende reducir el tamaño del iPhone 5.

France Telecom es el segundo operador móvil – después de AT&T – que más terminales iPhone tiene bajo su red, ya que los distribuye con su marca Orange en 15 países. Teniendo en cuenta que las compañías de telefonía móvil han sido tradicionalmente una fuente de filtraciones sobre los fabricantes de hardware, lo revelado en la entrevista de Stephane Richard para All Things Digital es susceptible de tener una base sólida.

La próxima generación del teléfono de Apple no llevará una e-SIM. El proyecto de la compañía de Steve Jobs podría haberse detenido después de que las principales operadoras que comercializarán el iPhone 5 llegaran a un compromiso para crear una tarjeta SIM más pequeña y así hacer posible una reducción del tamaño del dispositivo. Esto último constituye en definitiva el objetivo final.

Con la intención de hacer más pequeño el iPhone 5, Apple se había embarcado en el proyecto de crear una tarjeta especial para móviles, lo que sería la e-SIM. De esta forma la nueva SIM podría albergar alguna de las funciones que actualmente están ligadas al hardware del terminal.

Sin embargo, según ha declarado el CEO de France Telecom que finalmente el iPhone 5 no llevará una e-SIM: “Todos nosotros [los operadores] le dijimos [a Apple] que era una mala idea porque la tarjeta SIM es una pieza crítica de la seguridad y del proceso de autentificación.”

“Sería muy difícil para una compañía de telecomunicación o un operador gestionar la relación con el cliente. Creo que ellos han entendido este punto. Tenemos un intercambio y un diálogo muy constructivo con ellos”, señala Richard, apuntando uno de los miedos de las compañías de telefonía móvil, perder su control sobre los clientes.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano