Adoptar el BYOD o quedarse atrás

dell

Dell Software acaba de presentar los resultados de su estudio global de directivos de Tecnologías de la Información (TI) para calibrar el nivel de madurez de las estrategias Bring Your Own Device (BYOD) en las empresas, así como sus beneficios e inconvenientes.

Para el estudio se ha entrevistado a casi 1.500 responsables TI de hasta 10 países, entre los que se incluye España. El 64% de los directivos declararon que el BYOD puede aportar grandes beneficios si se conocen las necesidades y derechos específicos de cada usuarios, y opinan que no adoptar esta práctica supondría un desventaja competitiva.

Entre los beneficios personales que el BYOD puede traer para los empleados, los participantes identifican, sobre todo, cuatro: la flexibilidad en los horarios de trabajo, el fomento de la creatividad y la innovación, la capacidad de subir la moral, y por último, la colaboración y el trabajo en equipo.

“Asistimos a un cambio cultural en la manera en la que consumimos la información y en la que utilizamos la infraestructura empresarial. Los usuarios se sienten más productivos utilizando los dispositivos a los que están acostumbrados, con los que pueden ser más veloces en la gestión de sus tareas diarias”, aclara Ramsés Gallego, Security Strategist & Evangelist en Dell.

BYOD: ¿más ganancias y menos contratiempos?

De acuerdo con el estudio, las empresas con programas BYOD maduros y bien establecidos tienen más posibilidades de alcanzar los mayores beneficios y son menos propensas experimentar cualquier tipo de contratiempo.

Además, las empresas que han adoptado esta estrategia han experimentado una mejora en la productividad de los empleados, tiempos de respuesta más rápidos a los clientes y mayores eficiencias operacionales. El estudio revela que el 74 % ha experimentado una mejora en la productividad de los empleados, mientras que el 70 % ha mejorado los tiempos de respuesta a los clientes.

El crecimiento del BYOD alrededor del mundo

Estados Unidos, Beijing y Australia son los tres países que más fomentan el BYOD: gestionan activamente y dan soporte a cualquier dispositivo que los usuarios deseen llevar a su entorno de trabajo. Francia, Alemania y Reino Unido, en cambio, son los que menos ofrecen esta facilidad.

Singapur es el que más prioridad da al usuario, seguido por Reino Unido, Australia, Francia e Italia; Estados Unidos obtiene la puntuación más baja en la gestión de los usuarios como elementos más importantes que los dispositivos.

Por otro lado, Beijing, India y Francia fueron los 3 primeros países en destacar que cualquier política de soporte BYOD requeriría que sus empleados tuviesen bien preparados sus propios dispositivos para un uso corporativo.

 

Contenidos Relacionados

Comments are closed.

Top